Debido a la caída en la producción en China por el coronavirus, Apple comenzó a limitar la compra de sus productos en Estados Unidos, según informa la cadena CNBC. Desde la presente semana, existen restricciones sobre el número de unidades de iPhone, iPads y Macs que se pueden adquirir.

En lo que se refiere al smartphone, una persona solo puede comprar hasta dos iPhone de un mismo modelo en un solo pedido. Es posible comprar más de dos unidades, sin embargo, tienen que ser diferentes variantes del dispositivo, por ejemplo, un iPhone 11, iPhone 11 Pro y iPhone XR. Cabe señalar que la capacidad de almacenamiento no se está tomando en cuenta para diferenciarlos.

Las restricciones, como se mencionó anteriormente, también se aplican a otros equipos. Solo se puede comprar dos iPad de un mismo modelo, mientras que las Mac Mini y MacBook Air están limitadas a cinco unidades por persona. Por el momento, eso sí, estas medidas solo han sido implementadas en el país norteamericano, se desconoce si en las próximas semanas se aplicarán en otros territorios.

Recordemos que, a causa de la expansión del COVID-19 en China, una gran cantidad de fábricas se vieron obligadas a disminuir la producción de dispositivos; otras incluso frenaron su operación por completo. Desde luego, Apple fue una de las grandes perjudicadas por la situación. De acuerdo al reconocido analista Ming-Chi Kuo, la fabricación del iPhone mejorará hasta el segundo trimestre de 2020, por lo que la compañía seguiría enfrentando problemas de suministros en las próximas semanas.

Uno de los mayores inconvenientes de Apple, según explica Kuo, es que el proveedor de los sensores fotográficos, Genius Electronic Optical, disminuyó drásticamente su producción con el fin de prevenir contagios. La buena noticia, no obstante, es que China está logrando frenar el aumento de casos positivos de coronavirus en los últimos días. Ahora el resto del mundo debe plantar cara a la pandemia y sus efectos en la economía.