El entierro de AirPower, la alfombrilla de carga inalámbrica diseñada por Apple, parecía definitivo tras el comunicado emitido por la empresa norteamericana en marzo de 2019. Sin embargo, Jon Prosser (creador de Front Page Tech) asegura que el desarrollo de dicha plataforma de carga ha sido retomado internamente y que los ingenieros "están intentando rediseñar las bobinas para desplazar el calor con mayor efectividad".

En un tweet adjunto, Prosser afirma que ninguno de los prototipos actuales soportan el Apple Watch, pues ese es "su mayor obstáculo ahora mismo". Para poder solventarlo, el equipo encargado habría tomado la decisión de rediseñar la alfombrilla desde cero, según Prosser.

El supuesto reinicio interno de AirPower, no obstante, no significa que esta alfombrilla vaya a comercializarse próximamente. De hecho, Jon Prosser asegura que, aunque el equipo "no se ha dado por vencido aún", "no hay garantías de que la finalicen y la lancen".

AirPower, desde 2017 hasta ahora

AirPower

La primera vez que Apple mostró públicamente la alfombrilla de carga inalámbrica AirPower fue en septiembre de 2017, durante el evento de presentación del iPhone X, el iPhone 8, el iPhone 8 Plus y el Apple Watch Series 3. Su lanzamiento comercial estaba previsto para la primera mitad de 2018, pero este nunca llegó a producirse.

AirPower prometía recargar de forma simultánea hasta tres dispositivos diferentes (Apple Watch, iPhone y AirPods). La entrega de energía, además, era uniforme a lo largo de la superficie, por lo que el usuario no tenía que preocuparse de posicionar los diferentes equipos con precisión –como sucede con otras alfombrillas de carga Qi multidispositivo–.

En marzo de 2019, la compañía norteamericana confirmó la cancelación del proyecto mediante un comunicado oficial enviado a la publicación especializada TechCrunch. "Tras mucho esfuerzo, hemos concluido que AirPower no alcanzará nuestros altos estándares y hemos cancelado el proyecto. Pedimos disculpas a aquellos consumidores que esperaban este anuncio. Seguimos creyendo que el futuro es inalámbrico y estamos comprometidos con impulsar la experiencia inalámbrica hacia delante", expresó Dan Riccio, máximo responsable del área de ingeniería de hardware en Apple.

La empresa norteamericana no detalló los problemas que llevaron a la cancelación de este producto. Sin embargo, diversas fuentes aseguraron en aquel momento que el equipo de ingeniería de Apple no logró controlar con eficiencia la temperatura de la placa, la cual se sobrecalentaba debido a la distribución interna de las bobinas.

👇 Más en Hipertextual