El MWC 2020 anota otra baja más. La estadounidense Nvidia ha informado que, de la misma manera que ya hicieran durante los pasados días la surcoreana LG y la sueca Ericsson, no contará con presencia en Barcelona este año por el riesgo que supone el coronavirus.

"Hemos informado a GSMA, los organizadores de MWC Barcelona, que no enviaremos a nuestros empleados al evento de este año", ha expresado la firma. "Dados los riesgos para la salud pública en torno al coronavirus, nuestra principal preocupación es garantizar la seguridad de nuestros colegas, socios y clientes".

Nvidia era uno de los partners de la empresa organizadora –GSMA– en la vertiente de la inteligencia artificial, aunque su presencia en el suelo de la Fira iba a ser limitada.

El MWC 2020, pendiente de lo que ocurra esta semana

El mayor evento de tecnología móvil del mundo abre sus puertas de manera oficial el próximo día 24 de febrero, aunque durante todo el fin de semana anterior, como ya es tradición, diversas marcas celebrarán sus eventos particulares. A dos semanas escasas de que Barcelona comience a ser un hervidero de visitantes, las cosas parecen estar cada vez más en el aire ante un posible efecto cascada entre las empresas asistentes provocadas por las cancelaciones de las últimas horas.

La GSMA se ha pronunciado este mismo sábado sobre la ausencia de Ericsson, una de las tecnológicas más importantes de la feria, que ocupaba el segundo espacio más grande de la misma, solo por detrás de Huawei.

"La GSMA lamenta ver la decisión de Ericsson de no asistir al MWC Barcelona este año, ya que son un jugador importante en nuestro ecosistema", expresan desde la organización. "La cancelación de Ericsson tendrá cierto impacto en nuestra presencia en este momento y potencialmente tendrá un mayor impacto".

Los movimientos de las grandes empresas asistentes durante la próxima semana serán clave para decidir el futuro de un evento donde, el coronavirus formará parte de todos los corrillos. Desde la GSMA ya han anunciado algunas de las medidas de seguridad que tomarán durante el evento, aunque parecen insuficientes para muchos de los asistentes. La feria, por ahora, sigue adelante.