Autor: Travis Clark, Business Insider

Los premios Oscar están a la vuelta de la esquina y las películas nominadas competirán por los trofeos más codiciados de Hollywood. Pero hay otro premio que los estudios de cine probablemente esperan durante la temporada de los Oscar: el oro en la taquilla.

A medida que los aspirantes a la Mejor película se extienden a más cines antes de la gran noche, la relación entre el reconocimiento de los Oscar y el éxito de taquilla se complica.

"Las nominaciones al Oscar pueden sobrealimentar las perspectivas de una película, pero depende de su lanzamiento en el mercado", afirma a Business Insider, Paul Dergarabedian, analista senior de medios de Comscore.

Uno de los mejores ejemplos es un drama de hace 20 años, American Beauty, del director de 1917, Sam Mendes, y que ganó el Oscar a la Mejor película en el 2000. Precediendo a sus grandes victorias, que incluyen también Mejor director (Mendes), la película recibió uno de los mayores impulsos en taquilla de los premios de la Academia en los últimos años, comenta Dergarabedian.

American Beauty resurgió en la taquilla tras obtener importantes nominaciones a los Oscar

American Beauty — que se estrenó en septiembre de 1999 y recibió un amplio lanzamiento en octubre — ganó 75 millones de dólares (más de 67 millones de euros) son el los EEUU desde que se anunciaron las nominaciones a los Oscar el 15 de febrero de 2000. No está nada mal, para una película que contó con 15 millones de dólares (más de 13 millones de euros) de presupuesto (antes de la inflación), estaba presente solo en 7 cines la semana antes del anuncio y empezando a estancarse.

Posteriormente se expandió a 1.287 cines durante la semana del 18 de febrero y recaudó otros 5,6 millones de dólares (unos 5 millones de euros) durante esa semana, la número 24 en cines, según Comscore. Repentinamente saltó desde el puesto 54 en el ranking de taquilla al puesto 10. Tras esto ganó 130 millones de dólares en América del Norte, el 43% de los cuales llegó tras darse a conocer las nominaciones.

"No hay aspectos negativos en una nominación a Mejor película" afirma Dergarabedian. "American Beauty se había lanzado a finales de 1999 y estaba pululando en un puñado de cines, y después llego el boom".

Hoy los grandes impulsos motivados por los Oscar son más difíciles de darse, pero no son imposibles

El éxito posterior a las nominaciones obtenido por American Beauty es significativo en parte ya que tuvo un lanzamiento masivo en cines en octubre, cuatro meses antes de su impulso en taquilla por los Oscar, siendo ya relativamente exitosa previamente.

20 años después, no hay garantías de un beneficio financiero así gracias a las nominaciones a los Oscar. Este año, no hay un ejemplo claro de una película que haya experimentado algo parecido a lo que sucedió con American Beauty.

1917 está teniendo éxito, pero fue lanzada justo en mitad de la temporada de premios, por lo que cualquier "impulso" directamente relacionado con el rumor de los Oscar es difícil de medir. Lo mismo puede decirse de muchas películas nominadas que se lanzaron a finales de año para aparentemente tomar impulso y aprovecharse de las nominaciones.

Según Dergarabedian, un aumento significativo de taquilla motivada por las nominaciones de los Oscar depende de cuánto tiempo haya estado dicha película en cartelera y "cuánto público sin explotar" todavía quede para una película nominada. En la era del streaming y el video online eso es raro, pero no totalmente imposible.

La ganadora del premio a Mejor película Green Book y la nominada en 2015 La habitación son dos ejemplos de títulos que se han beneficiado del ruido de los Oscar. La primera de ellas se lanzó en cines en noviembre, pero aún hizo el 50% de sus 85 millones de dólares (unos 77 millones de euros) en taquilla sólo en EEUU tras el anuncio de las nominaciones, 2 meses después, según Comscore.

De manera similar, La habitación logró el 65% de su taquilla tras obtener grandes nominaciones. En ambos casos, los estudios —Universal y A24, respectivamente— les dieron una sustancial expansión en cines después del anuncio de las nominaciones.

"La habitación es un ejemplo de manual de una película que podría haber languidecido en la oscuridad sin la ola de aclamación generada por crítica y premios", dice Dergarabedian.

A continuación se presenta el porcentaje de taquilla (EEUU) de cada una de las nominadas a Mejor película en 2020 tras el anuncio de las nominaciones, según Comscore, junto con su fecha de lanzamiento original (las nominaciones se anunciaron el 13 de enero):

  • 1917 - 62% (lanzada el 25 de diciembre)
  • Ford v Ferrari - 3% ( 15 de noviembre)
  • Jojo Rabbit - 15% (18 de octubre)
  • Joker - 0,2% (4 de octubre)
  • Mujercitas - 21% (25 de diciembre)
  • Once Upon a Time... in Hollywood - 0,5% (26 de julio)
  • Parasitos - 18% (11 de octubre)
  • El irlandés - N/A (Netflix)
  • Historia de un matrimonio - N/A (Netflix)

Este artículo fue publicado originalmente en Business Insider

👇 Más en Hipertextual