Autor: Marguerite Ward, Sharon Feiereisen, Business Insider

Más del 40% de los estadounidenses trabajan a distancia durante al menos una parte del año, según una encuesta de Gallup de 2017. Es decir, más de 130 millones de personas de 327,2 millones de habitantes que hay en Estados Unidos.

Y ya sea trabajando desde casa o viajando por temas de trabajo, se espera que los trabajadores en remoto constituyan más de la mitad de la fuerza laboral de EEUU para 2027, según Upwork.

Aunque en España sea un mercado que crece lentamente, y algunas cuotas de autónomos sean desorbitadas, es un mercado emergente que está generando cientos de puestos de trabajo —especialmente en el sector tecnológico.

Trabajar a distancia tiene sus beneficios. Y, aunque puedas ir en pijama todo el día o ahorrar más dinero para futuros proyectos, no es todo diversión y juegos.

El teletrabajo requiere mucha disciplina y lleva consigo una cuota de soledad. Los trabajadores que trabajan a distancia tienen más probabilidades de sufrir estrés y de tener dificultades para conciliar el trabajo con la vida privada que aquellos que trabajan en la oficina, según una encuesta realizada por Airtasker en 2019 a más de 1.000 profesionales.

Business Insider ha hablado con varios profesionales que trabajan a distancia para conocer, gracias a su experiencia, cómo se las arreglan para desarrollar su trabajo. Aquí están sus mejores consejos para combatir la ansiedad y ser más productivos trabajando a distancia.

Tener un espacio sólo para trabajar

"Dirigiendo una agencia inmobiliaria en Miami (EEUU), hay muchas distracciones que pueden sacarte de tu trabajo", dice Mikael Hamaoui, presidente de Riviera Horizons Realty, a Business Insider.

"Tengo un espacio en mi casa que es sólo para trabajar. Es fundamental separar el trabajo de lo personal, porque sino puedes fácilmente encontrarte en el sofá viendo la tele sin darte cuenta. Es necesario que cualquiera que trabaje desde casa tenga un espacio de trabajo libre de distracciones para seguir con la actitud de "estoy trabajando" incluso cuando estás en casa. Y tienes que evitar ir a la "oficina" que te has montado en casa fuera de las horas de trabajo, y viceversa".

Empieza cada mañana centrándote en lo que tienes que hacer

"Es importante tener un ritual matutino que te ayude a enfocar y aclarar tus objetivos para ese día", dice Serena Poon, chef y nutricionista, a Business Insider —y, de hecho, es una de las cosas que hacen todas las mañanas casi todos los multimillonarios hechos a sí mismos. "Yo empiezo mis mañanas con meditación, una lista de agradecimientos y pensamientos positivos antes de salir de la cama".

Define un horario de trabajo

"Lo que me mantiene cuerdo cuando trabajo a distancia es tener un horario fijo", dice Kara Luton, ingeniero de CrowdStrike, a Business Insider. "Me levanto a la misma hora todos los días, me doy una ducha y me preparo como si fuera a ir a la oficina".

Disfruta de tu entorno de trabajo

"Me aseguro de tener un equilibrio entre el trabajo y mi vida cuando estoy viajando en la carretera, volando o en el extranjero", cuenta a Business Insider Kiara Horwitz, CEO y fundadora de la empresa de relaciones públicas KHPR Inc.

"Cuando trabajo a distancia sigo sacando tiempo para respirar, relajarme, disfrutar de mi entorno, y tomarme descansos personales cuando los necesito. Nadie se está muriendo (afortunadamente) en mi empresa, y si necesito una hora para aclarar mi mente, lo hago".

Gestiona las expectativas de los clientes

"Establezco algunos límites en el equilibrio entre mi trabajo y mi vida privada antes de incorporar a un nuevo cliente", dice Horwitz. "Si estoy trabajando a distancia y hay un cambio de zona horaria, siempre aviso a mis clientes de que estoy viajando y me aseguro de que sepan cuándo puedo responder a los correos electrónicos, mensajes de texto o llamadas. Esto ayuda a manejar sus expectativas".

Vístete como si fueras a una reunión

"Sé lo divertido que es pasar el día en pijama o en ropa de deporte porque lo hice durante años, pero cuando empecé a vestirme, empezó a ocurrir algo extraño", dice Lindsay Anvik, coach y entrenadora de negocios a Business Insider. "Como estaba preparada para una reunión de último minuto, café o video chat, mi trabajo se vio beneficiado".

"Antes de hacer esto, rechazaba almuerzos o reuniones de último minuto porque no estaba vestida, y a las 2 en punto es difícil encontrar la motivación para cambiar una cosa por otra. A ver, todavía sigo usando zapatillas en casa, y a veces me pongo la típica sudadera universitaria en vez de llevar una blusa de botones, pero si lo necesito, puedo salir por la puerta en 5 minutos. Mínimo mi pelo y mi maquillaje ya están listos. Me siento bien porque estoy bien".

Intenta trabajar en un lugar diferente al menos una vez a la semana

"Ve a una cafetería, a una biblioteca, a un restaurante o a la oficina de un amigo y trabaja allí", dice Anvik. "Esto no sólo te da la oportunidad de conocer a alguien y hacer contactos nuevos, sino también de encontrar inspiración. Y aumentar tu creatividad mirando cosas nuevas o en entornos diferentes".

Ten una rutina de ejercicios

"A menos que mi cuerpo me ruegue que no lo haga, voy al gimnasio todas las mañanas antes de empezar a trabajar", cuenta a Business Insider Daniel Berkowitz, fundador de AuthorPop, una consultoría digital para autores. "Es una buena forma de conseguir energía natural y me da una sensación de logro antes de que me meta en mi lista de cosas por hacer".

¿No eres una persona madrugadora? Hay otro tipo de rutinas como las de Sarah Segal, fundadora de Segal Communications, quien cree que tener algo activo programado para el final del día también ayuda:

"A veces eso significa dar un paseo con el perro y otras veces significa ir a clases de baile de salón al final de un largo día".

Haz pequeñas tareas de casa para romper con la rutina

"Cuando lleves trabajando una hora aproximadamente, vacía el lavavajillas o saca la basura. Es el equivalente a ir al escritorio de tu compañero cuando estás en la oficina", aconseja Anvik.

Berkowitz dice que le gusta hacer esto porque, aunque no salga de su casa, cumplir con una tarea por muy pequeña que sea le provoca una sensación de logro y reenfoca tu mente.

Llama a tus compañeros y saca tiempo para socializar

"Sé que mucha gente odia hablar por teléfono pero, ¿adivina qué? trabajas en tu casa y probablemente no tengas mucha interacción con nadie", dice Anvik. "Socializar es importante para conectar con los clientes, prevenir sentimientos de aislamiento y tener a alguien con quien hablar además de tu perro".

Ponte alarmas para moverte y levantarte de la silla

"Programé alarmas de 10 a 15 minutos para moverme, estirarme, tomar aire fresco y desconectarme de todos los dispositivos", cuenta Poon. "Cuando estás concentrado y trabajando, es fácil dejar pasar horas antes de separarte del ordenador. Los recordatorios para tomar descansos y para conectarse con uno mismo son tan importantes como los recordatorios para las llamadas o tareas importantes".

Este artículo fue publicado originalmente en Business Insider

👇 Más en Hipertextual