La marca Tuenti podría pasar próximamente a mejor vida consumida por el auge de O2
Tuenti podría ser historia en 2021. La popular marca, reconocida sobradamente en el panorama español por los tiempos en los que representó a la red social de moda en el territorio y por haberse transmutado en una operadora virtual comandada por Telefónica después, tiene varias papeletas para terminar siendo engullida por su hermana O2.

Así lo revela La Información, que habla de un supuesto encaje de bolillos que tendría que realizar Telefónica este año para decidir el futuro de la marca de cara al próximo. Una situación que se ha visto desencadenada por la reciente llegada de O2 a España, la nueva operadora, también de Telefónica, enfocada al segmento bajo del mercado y que estaría "canibalizando" a la anteriormente mencionada.

A esto se suma el hecho de que el interés parece haberse centrado de manera exclusiva en la promoción de O2 y no de Tuenti, de forma que el enfoque de refuerzo de marca se antoja todavía mayor. La dicotomía de mantener dos marcas que son muy parecidas en su esencia nunca ha sido fácil, y desde Telefónica, aunque aún no está claro, podrían haber elegido ya a su favorita.

La tecnológica española pagó 70 millones de euros en 2010 por hacerse con el 90 % de Tuenti, para pasar a controlarla completamente tres años más tarde.

Serrahima, el comandante

En una entrevista con Hipertextual el pasado mes de abril, Jose María Álvarez-Pallete, CEO de Telefónica, aseguraba que O2 respondía a la creciente necesidad de la marca por ofrecer un producto "más sencillo", alejado de los paquetes que mueve Movistar. "Estábamos perdiendo un grupo de clientes que, valorando la red de Telefónica, se van porque no necesitan tantas cosas", aseguraba. "Con O2 tienes toda la red, la fibra y la fortaleza de Telefónica sin complejidad".

Al mismo tiempo, respecto a Tuenti y el fracaso desde el aspecto social, Álvarez-Pallete expresaba que "Junto con la red social llegaron más de 200 ingenieros de primer orden mundial" y que "Esos ingenieros están ahora en el corazón de la innovación del negocio core de Telefónica", remarcando la trascendencia y el aprovechamiento de la inversión realizada.

En el nuevo paradigma, con una marca que ya había demostrado su solvencia en Reino Unido, el que lo controla todo es Pedro Serrahima, quien también está al cargo de Tuenti. La intención del antiguo líder de Pepephone, según el citado medio, es transferir todos los clientes de convergente que tiene Tuenti en la actualidad a O2, quedando solamente la vertiente móvil de la misma.

Lo que ocurrirá después es algo que todavía no está claro. La supervivencia de Tuenti pasa por encontrar, nuevamente, algo con lo que pueda diferenciarse de manera efectiva y que haga a la misma singular, volviendo a aportar nuevas altas para las cuentas de Telefónica. Si se consigue o no, aún está por ver.

👇 Más en Hipertextual