– Ene 19, 2020, 8:30 (CET)

Quiénes son ‘The New Mutants’ y qué podemos esperar de su accidentada película

La primera película del universo mutante bajo el sello de Disney tras la compra de FOX no estará el UCM y jugará la baza del terror para resultar distinta. Su estreno se ha retrasado dos años. Conoce la historia de estos jóvenes mutantes en los cómics.

El 3 de abril de 2020 llegará a los cines por fin The New Mutants, seguramente la película de superhéroes cuyo estreno más se ha postergado desde que se vive la eclosión del género.

FOX viene hablando de este spin-off de la que hasta hace nada era su saga mutante desde 2015. En 2017 ya pudimos ver un avance y se confirmó que la película había sido grabada por completo. Se iba a estrenar el 13 de abril de 2018 inicialmente, pero poco después se trasladó sin mayores explicaciones al 22 de febrero de 2019 y después al 2 de agosto de 2019.

Solo en este último retraso se conoce con certeza el factor que lo provocó: la compra de FOX por parte de Disney, que supuso la 'vuelta a casa' de los X-Men y todo el mundo mutante, incluido Deadpool y, como no, estos Nuevos Mutantes que hasta ahora solo habían aparecido en pantalla con versiones más o menos apegadas en Días del futuro pasado (2014) y Deadpool 2 (2018) y su particular visión de los X-Force.

Desde entonces los rumores sobre toda esta dilación han dado para mucho: se ha especulado con que Disney quiso cambiar por completo la película una vez que la vio, y que incluso se planteó dejarla para estrenar solo a través de Disney+. También se habló de diferencias de estilo entre su director Josh Boone y el estudio. Al final, según la versión oficial, parece que el metraje de la película y su idea inicial se han dejado sin tocar, pero que esta quedará como una rara avis aislada sin conexión con el resto de la franquicia mutante ni, por supuesto con el UCM -aunque si quieres buscar, teorías no faltan-.

Lo cierto es que tal y como se nos ha presentado, especialmente en el último trailer, parece que The New Mutants será con todas las letras una película de terror, que contará la historia de estos jóvenes mutantes incapaces de controlar aún sus poderes en un centro donde quieren dominarlos aparentemente con un fin insano, como si estuvieran en una versión oscura de la mansión X.

Para bien o para mal, The New Mutants será la primera película de los mutantes en la que Disney ha podido meter la cuchara (en Dark Phoenix parecía que ya estaba todo el pescado vendido a pesar de la compra de FOX), y es posible que esta quede en el futuro solo como una versión anecdótica de estos jóvenes alumnos de Charles Xavier. Sin embargo, eso no anula que estos personajes en los cómics hayan tenido un recorrido más que destacable y que en sus páginas se hayan introducido nombres tan celebrados hoy en las pantallas como Deadpool o Cable. ¿Pero tiene su argumento en las viñetas algo que justifique la apuesta por el terror en la película? ¿Cómo surgieron y cuál es la historia en los cómics de este grupo mutante? Descubrámoslo.

Un origen basado en explotar la franquicia mutante

El grupo The New Mutants surgió como una opción destinada a sacar más réditos económicos a la rentabilísima franquicia en la que se convirtieron los X-Men en los 80. Aupados por los guiones de Chris Claremont la familia mutante consiguió en aquellos años el honor de tener en su colección la grapa más vendida de la historia, algo que aún mantienen.

Fue la era en la que se presentó a Lobezno, a todos los héroes icónicos que ya hemos visto en mayor medida en el cine y, sobre todo, en la que sus historias superaron las aventuras de los Vengadores, Los 4 Fantásticos o incluso Spider-man gracias a dar una vuelta de tuerca más al paradigma de héroes que aprovechan y sufren las consecuencias de sus poderes a partes iguales. Los X-men eran distintos, repudiados y perseguidos por una sociedad que los perseguía, lo que les aportaba una carga política y social que les hacía elevarse unos palmos por encima en la escalera de edad de los lectores.

Pero como decimos, Marvel vio como no pronto un filón en ellos, y Jim Shooter, el entonces editor jefe de Marvel, le pidió a Claremont que expandiera la franquicia con grupos afines. Aunque el guionista en principio se mostraba reacio a ello, al final decidió lanzar él mismo un nuevo equipo mutante y guionizarlo también para mantener el control editorial: de esta forma nacieron Los Nuevos Mutantes en 1982, que pronto tendrían su propia serie independiente.

En sus comienzos, los Nuevos Mutantes no escapaban mucho del argumento que se entiende por su nombre: un grupo de nuevos alumnos en la escuela de Charles Xavier que repetían en parte la fórmula de los inicios de su equipo 'padre', jóvenes que aún no controlan bien sus poderes y se pelean por ser diferentes en un mundo que no los comprende. Sin embargo, con el paso del tiempo, los Nuevos Mutantes fueron tomando entidad propia.

Aunque Claremont firmó algunos de sus mejores arcos -luego volveremos con él- y ya introdujo esa patina de terror que los diferencia en gran medida de los originales y que en parte se basa en la nueva película, el equipo evolucionó sobremanera con la llegada a los lápices de Rob Liefeld, quien dibujaría y daría entrada a personajes ya conocidos como Cable o Deadpool y renombraría al equipo como X-Force en la década de los 90.

La diversidad como fuerza fundamental de sus personajes

Como X-Force y dirigidos por Cable, los nuevos mutantes fueron ganando fiereza y violencia, tal y como se estilaba en los cómics de la época, alejándose ya mucho de la versión que veremos en pantalla.

Disney/FOX

Pero antes, ya habían pasado por varias etapas que hacían su serie sorprendente y que bien podrían dar para una adaptación en el cine. Por ejemplo, tras una ausencia forzada y prolongada por parte de Xavier, un Magneto recuperado para el bien tomó el cargo como mentor de los nuevos pupilos. Posteriormente, ya en el siglo XXI, el equipo ha tenido un par de relanzamientos más volviendo de nuevo al nombre de The New Mutants, el más reciente de ellos el pasado mes de diciembre de 2019, recuperando de nuevo su versión más juvenil a buen seguro queriendo aprovechar el hito del estreno.

¿Pero a quiénes de los Nuevos Mutantes veremos en la que es la primera película mutante de Disney de facto? Como todos los grandes grupos, han sido muchos los personajes que han pasado por el equipo. En la cinta parece que se jugará con una mezcla de la primera y segunda generación, cuyos nombres son:

  • Loba venenosa / Rahne Sinclair (interpretada por Maisie Williams): la actriz de Juego de Tronos dará vida a Wolfsbane, una mutante escocesa con la capacidad de transformarse en mujer-lobo y que tuvo una infancia complicada a manos de un reverendo que la adoptó y abusó de ella.

  • Illyana Rasputina / Magik (interpretada por Anya Taylor-Joy): hermana del X-Men Coloso, Magik es una de las nuevas mutantes con mayores poderes. Puede abrir una especie de puentes temporales a través del espacio y el tiempo que la conectan con algo llamado 'El Limbo', donde puede mostrar sus habilidades mágicas con un mayor nivel.

  • Danielle Moonstar / Mirage (interpretada en la película por Blu Hunt): De origen nativo americano, Moonstar tiene dotes telepáticos que le permiten conocer el miedo de sus enemigos y comunicarse con los animales.

  • Bala de cañón / Samuel Zachary Guthrie (interpretado por Charlie Heaton): Cuenta con la capacidad de generar energía termoquímica para volar hasta convertirse en lo que sería una bala humana. Durante sus vuelos, es invulnerable, pero al no controlar bien su poder también puede infringir daños no deseados.

  • Sunspot / Roberto Da Costa (interpretado por Henry Zaga): De origen brasileño, Sunspot toma su energía y sus poderes del Sol, a partir de las cuales puede lanzar una especie de rayos térmicos.

  • Cecilia Reyes (interpretada por Alice Reyes): dibujada por primera vez por el español Carlos Pacheco en 1997, Reyes es uno de los personajes más recientes, que tomó el rol del mentora del grupo, aunque por los trailers se nos deja ver que pueda tener algún tipo de perfil tenebroso. Su habilidad es generar campos de fuerza que la protegen del entorno.

Una película de superhéroes de terror que ha sido un horror de producción

Como se ha visto en sus trailers y FOX la anunció desde hace un tiempo The New Mutants será en sí misma una película de terror, en la que podremos ver a los jóvenes mutantes en una especie de centro en el que desarrollar sus habilidades, y huele que manejados por alguien que quiere usarlos para un fin oscuro.

No es el primer acercamiento al terror dentro de la pantalla y los superhéroes (por ejemplo, Brightburn), pero sí el primero lanzado bajo el paraguas de Disney y con vocación mainstream. Aunque el rodaje se inició en 2017, las fechas de estreno se fueron retrasando por distintos motivos, y más allá de la compra de FOX, parece que también tuvo algo que ver el estreno y éxito de IT y de Stranger Things. Al parecer, no querían coincidir en taquilla y comentario con dos productos que bebían de la misma fuente: un grupo de adolescente en apuros ante un ser maligno.

Viñeta de la saga del 'Oso místico'

¿Pero tiene el cómic de The New Mutants elementos propios como para virarlo hacia el terror? La respuesta es que sí. Desde su comienzo naíf como un simple grupo de jóvenes talentos hasta la época gamberra de Liefeld, el grupo pasó por una etapa aún con Claremont en el guion a mediados de los 80 en los que se introdujo en tramas mucho más oscuras con el objetivo de distanciarlos algo más de los X-Men.

Aquella etapa tiene un nombre capital además del de Claremont el del dibujante Bill Sienkiewicz, quien después se trabajaría en varias ocasiones con Alan Moore. Con un trazo muy marcado e insinuante, Sienkiewicz fue ideal para aportar ese tono de misterio a las aventuras.

De esta dupla surgió la saga de El Oso Místico, seguramente la más conocida del grupo y en la que se basa levemente la película. En ella, un espíritu ancestral que toma la figura de un oso enorme persigue a los jóvenes mutantes mientras permanecen encerrados enfrentándose a sus propios miedos, reportados por el oso.

Según algunas filtraciones, Disney llegó a tener dudas del estreno de la película por su escaso potencial comercial, algo que solo podremos empezar a ver a partir del mes de abril. Desde luego, al contar ya con el cartel de 'apartado del UCM' hará que muchos de los fans cautivos no acudan a la sala, pero fenómenos como el de Joker nos han demostrado que el género de superhéroes aún tiene muchas barreras y formatos en los que abrirse paso. Eso, si la cinta no nace arruinada por la labor dubitativa que en los últimos años han tenido los productos Marvel en los que ha trabajado FOX, como pasó con la olvidable Dark Phoenix.