quentin tarantino
– Ene 20, 2020, 18:01 (CET)

El universo de Quentin Tarantino llega a la televisión

Érase una vez…en Hollywood de Quentin Tarantino es una de las grandes nominadas de la próxima entrega del premio Oscar de la Academia y el director parece dispuesto a celebrar el triunfo de la forma más insólita: ampliando el universo de la película.

Quentin Tarantino nunca deja de sorprender. En especial, cuando se refiere a la forma en que profundiza, analiza y amplía el universo de sus películas. Para un hombre que conoce —y utiliza— la cultura popular y las referencia cruzadas en cada una de sus películas, la percepción sobre lo cinematográfico está muy relacionada con crear universos complejos para cada uno de sus films. Desde marcas, historias personales hasta filmografías detalladas, Tarantino disfruta de elaborar una versión sobre el cine tan curiosa como intrigante para cada una de sus obras.

La multinominada Érase una vez en…Hollywood no podía ser la excepción: según Deadline, el director prepara una miniserie de cinco capítulos de Bounty Law, el show de televisión protagonizado por el personaje de Leonardo DiCaprio en la película, Rick Dalton.

Tarantino estaría a cargo del guion y también de la dirección, lo que sin duda convertiría al pequeño experimento meta ficcional en una experiencia singular para profundizar en la historia de la película y del Hollywood tal y como Tarantino lo reflejó en el cine. El show de Dalton es una reliquia televisiva, y de hecho es el símbolo del declive de su carrera: inspirado en los western televisivos de finales de los años ’50, es quizás el último filón de fama para un personaje a punto de pasar a la historia en el siempre cambiante — y cruel — mundo de la meca del cine.

En la entrevista, Tarantino reveló que la idea de escribir el spin off se le ocurrió — y comenzó a desarrollarse — mientras promocionaba la película, como una manera de imaginar detalles y situaciones que aunque no formaban parte del argumento, le permitían entender mejor a sus personajes. De hecho, Tarantino dotó a Rick Dalton de una filmografía que puede seguirse mientras avanza la película, de la misma forma que una línea alterna de trabajo cinematográfico para la Sharon Tate interpretada por Margot Robbie. Para el director era de considerable importancia que el Hollywood dorado, inalcanzable y cruel que imaginaba como escenario fuera todo lo realista posible.

No obstante, solo ahora admitió la idea de convertir a Bounty Law en un producto independiente. Tarantino se inspiró en todo tipo de westerns televisivos y programas semejantes hasta crear un concepto visual y argumental que crear el punto de partida del programa protagonizado por el ficticio Rick Dalton. Para la ocasión, admitió que “terminó viendo un montón de Wanted, Dead or Alive, The Rifleman y Tales of Wells Fargo como una investigación para “entrar en la mentalidad” de los programas basados en los cazarrecompensas”.

Tarantino en la televisión

No es la primera ocasión en que el director dirige para televisión, por lo que es más que probable que la serie se convierta en un proyecto completo mucho antes de lo que podría suponerse. En 1995 dirigió un capítulo de la serie ER y en 2000 dos episodios de CSI, uno de los cuales también escribió.

Ambos episodios se convirtieron en fenómenos de audiencia y al menos en el caso de CSI, Grave Danger (el episodio 25 de la temporada cinco), se convirtió en uno de los capítulos icónicos de la serie: el director utilizó su original percepción sobre la estética y la estructura argumental de la historia, también convirtió al argumento entero en una carrera contra el tiempo que asombró por su agilidad e inteligencia.

Aún así, en esta ocasión el reto sería por completo distinto debido a la naturaleza de géneros mixtos que imagina para el programa, y que además “tendría que contar una historia dramática en media hora”, según admitió para la web especializada en el mundo del espectáculo.

Se trata de un cambio considerable en el ritmo que Tarantino brindó a su trabajo durante la última década: tres de sus películas más recientes tienen un corte de edición que oscila entre dos horas e incluso más. La cantidad de material extra de sus películas (y la que queda por fuera de la sala de edición) suele ser motivo de sorpresas, e incluso de proyectos por completo nuevo como la miniserie que editó de Los odiosos ocho para Netflix, que básicamente es el mismo concepto de la película pero con 25 minutos adicionales.

Y aunque en el momento de su estreno, ya se había comentado en diversos medios especializados que había una considerable cantidad de material extra en Érase una vez en…Hollywood, hasta ahora el director no había comentado ningún proyecto análogo o relacionado con la historia.

A pesar del entusiasmo que ha despertado la noticia entre los fans del director, el proyecto probablemente tardará años en llegar si en realidad toma forma y termina convertido en un producto televisivo a toda regla.

El director admitió que no espera que DiCaprio encarne a Jake Cahill y que le llevará al menos “un año y medio” completar el guion y los detalles de la serie. Mientras tanto, no hay mayores detalles sobre cuándo o dónde se transmitirá la serie, y es probable que siguiendo la costumbre del director, termine convertida en otro de sus proyectos aplazados o que deberán esperar culminé las míticas diez películas que según anunció el director, marcará el fin de su carrera en la pantalla grande. Pero por ahora, la dispersa atención de Tarantino está en concentrada en Rick Dalton y eso puede ser una buena noticia.