El mundo oculto de Sabrina regresó a Netflix con su tercera temporada. Las consecuencias y problemáticas de la bruja adolescente de Greendale han alcanzado mayor complejidad y lo demuestran en esta entrega llena de acción, nuevos personajes y peligrosas amenazas.

Aunque esta reseña no contiene spoilers sí hablaremos de lo ocurrido en las dos primeras entregas, así como el especial de Navidad Solsticio de invierno, por lo que si no estás al día te recomendamos no seguir leyendo.

Recordemos que Sabrina ha estado en constante lucha para poder compaginar sus dos mundos, es decir, el mundo de la magia y el de los humanos. Las cosas no le han salido del todo bien, o al menos ha habido bastantes cambios en su vida desde que cumplió los 16, una edad muy importante para las brujas. Además, poco a poco, su "destino" se ha ido cumpliendo a pesar o también por su resistencia a aceptar que es heredera del Infierno.

La tercera temporada arranca justo después de los eventos ocurridos en la segunda, es decir, Lilith se nombra reina del Infierno, Satanás es apresado en el cuerpo de Nick y Sabrina salva a sus amigos y a la humanidad, pero promete traer a su novio de regreso. Claro que las consecuencias de todo lo ocurrido son bastante complicadas, por ejemplo, aunque Lilith se haya nombrado reina del Infierno no quiere decir que lo sea como tal, pues los guardianes de dicho lugar no la aceptan como su regente, por el contrario, quieren de regreso al viejo Diablo conocido —un Infierno democrático, ¿quién lo diría?—. Además, salvar a Nick no será tan sencillo como lo propone Sabrina, puesto que aunque pudiera traerlo de regreso, el joven brujo tiene al Diablo, literalmente, en su interior.

Así pues, estos embrollos son los que se van retomando y complicando en la temporada 3 que, entre otras cosas, tiene más canciones, nuevos personajes y una maduración de la historia que con seguridad gustará a los fans. Eso sí, aunque El mundo oculto de Sabrina Parte 3 pueda gustarnos y amplía la mitología de esta historia, en general es menos sorprendente que las temporadas predecesoras, en gran parte porque el universo de Sabrina ha sido explorado con amplitud en las entregas anteriores y los villanos o antítesis siguen siendo los mismos. Lo anterior no debe entenderse como algo negativo, pero sí se nota que esta entrega ya estamos "dentro" de dicho universo y nos sorprende menos que antes.

CHILLING ADVENTURES OF SABRINA

Desde que El mundo oculto de Sabrina fue estrenada en 2018 hemos conocido sobre el universo mágico, sus sorprendentes tradiciones, la vida de los brujos "puros" y cómo Sabrina se debate entre uno y otro mundo, y trata de compaginarlos. Esta lucha que parece y es muy complicada ha llevado a los personajes —y al mundo entero— a resquebrajarse. Por ejemplo, el aquelarre de Sabrina, dirigido ahora por la tía Zelda, se debilitó por la caída de Satanás y del padre Blackwood, así que, ellas necesitarán hacer muchas cosas para recuperar sus poderes. Y, tal como decíamos líneas arriba, las consecuencias de la llegada de Sabrina a la importante edad de los 16 y todo lo que esto trajo no son pocas y no será sencillo resarcir los daños.

Ahora bien, si en las anteriores estregas pudimos ver ese ir y venir de Sabrina del mundo mágico al mundo de los mortales, y viceversa, en esta tercera parte la trama se centrará en ese mundo oscuro, oculto y escalofriante de Sabrina. Sí veremos lo que ocurre en Greendale, pero más como una consecuencia de lo que sucede del lado mágico... y del Infierno. Una parte que desconocíamos hasta ahora.

Algo destacado de esta Parte 3 son los muchos nuevos personajes y disfrutaremos en grande descubriéndolos. Es cierto que no todos tienen gran atractivo y no todos son desarrollados con amplitud, sin embargo, en conjunto agregan una trama muy interesante que nos mantendrá en vilo desde los primeros episodios. Quizá una de las debilidades más grandes de esta temporada es el tratamiento a algunos personajes, algunos los olvida casi por completo, los inutiliza, y otros se desgastan demasiado rápido.

El mundo oculto de Sabrina Parte 3 se compone de tan solo 8 episodios, a diferencia de sus predecesoras: la Parte 1 contó con 11 capítulos, la Parte 2 tuvo 10. Recordemos también que tuvo un especial del Solsticio de Invierno (necesario entre la primera y segunda parte). Esto demuestra, entre otras cosas, que el show no se ha alargado de más porque sí, como muchas veces ha sucedido con otro Originales de Netflix.

Veremos a una Sabrina muy diferente, después de todo ha encontrado su lugar en el mundo (y en el Infierno). Llegó el momento de mostrar a una protagonista más preparada, más segura y más valiente. La aventura de estos episodios es muy dinámica y también muy triste, de pronto los hilos se enredan un tanto y ocurren a la vez, pero hacia el final las cosas se resuelven de forma emotiva y verosímil. Por supuesto deja las puertas abiertas para una Parte 4, que ya está confirmada.

Las tres temporadas de El mundo oculto de Sabrina , y su especial de invierno, se encuentran disponibles para todos los suscriptores de Netlfix.

👇 Más en Hipertextual