Estados Unidos está considerando suspender todos los vuelos a China ante el brote de coronavirus. De acuerdo con un reporte de CNBC, la oficiales de la Casa Blanca han comunicado a las aerolíneas su intención de restringir los viajes, una medida que afectará a todos los vuelos salientes y procedentes del gigante asiático.

La decisión llega como una alternativa de la administración de Donald Trump para frenar la expansión del coronavirus, que ya ha registrado contagios en Estados Unidos. Funcionarios del gobierno tuvieron una reunión con los ejecutivos de aerolíneas estadounidenses, a quienes comunicaron que podrían aplicar una restricción temporal.

De aplicarse, todos los aeropuertos de EE.UU. impedirían la entrada y salida de vuelos a China. Aunque de momento es una solución que se encuentra bajo la mesa, United Airlines ya comenzó a implementarla al cancelar más de veinte vuelos de sus rutas al país asiático.

Un total de 24 vuelos redondos que parten de los aeropuertos de San Francisco, Washington D.C., Chicago y Nueva Jersey han sido cancelados. Un reporte de NBC indica que United atribuyó la decisión a "una caída en el número de turistas" hacia ciudades como Beijing, Hong Kong y Shanghai, por lo que no habrá vuelos durante la semana del 1 al 8 de febrero.

United no citó específicamente al coronavirus como una razón para cancelar los vuelos y tampoco ofreció detalles adicionales, solo se limitó a decir en un comunicado que continuará monitoreando la situación y hará los ajustes que sean necesarios.

United Airlines sería la mayor afectada con más de una docena de vuelos

La reunión entre funcionarios y aerolíneas se llevó a cabo el lunes. United, Delta y American no aplicarán cargos por cancelación o cambio para aquellos que hayan reservado viajes con antelación. La más afectada es United, quien realiza 12 viajes al día a las tres ciudades más importantes de China.

Mientras la búsqueda de una vacuna para el coronavirus continúa, China trabaja a marcha forzada para construir un hospital en Wuhan para tratar a los enfermos. Los centros de salud se encuentran abarrotados en el epicentro de la infección, por lo que el gobierno se dio a la tarea de edificar un gran hospital en tan solo 10 días.

Países como Estados Unidos, España y otros más se han dado a la tarea de obtener una vacuna contra el coronavirus, aunque el pronóstico más positivo es de 40 días, según China. La cifra de personas infectadas supera las 4.600, con 107 víctimas mortales y 71 que se han curado.

👇 Más en Hipertextual