La longeva saga cinematográfica sobre James Bond, el agente secreto británico al servicio de Su Majestad que salió de la mente del escritor Ian Fleming en 1953 y al que han interpretado ocho actores distintos desde el año siguiente, provoca cierta expectación por saber quién va a encarnarlo en cada nuevo ciclo de sus películas, que ya suman veinticinco canónicas con Sin tiempo para morir (Cary Joji Fukunaga, 2020). Hasta el día de hoy, 007 ha tenido el rostro de famosos intérpretes en el canon, a saber, Sean Connery en seis filmes, Roger Moore en siete, Timothy Dalton en dos, Pierce Brosnan en cinco y Daniel Craig en otros cinco más; aparte del malogrado George Lazenby, a quien nominaron a los Globos de Oro por su Bond de 1969.

Por otra parte, Connery se puso en su piel una vez más en la no canónica Nunca digas nunca (Irvin Kershner, 1983), y David Niven lo había hecho en la original Casino Royale (1967), una comedia dirigida por seis directores: Ken Hughes, Joseph McGrath, Robert Parrish, Val Guest, Richard Talmadge y el reputado John Huston, al que le debemos obras como El halcón maltés (1941), El tesoro de Sierra Madre (1948), La noche de la iguana (1964), El hombre que pudo reinar (1975) o Dublineses (1987). Pero el actor que tuvo la oportunidad de calzarse los zapatos del agente secreto por primera vez es muy poco conocido: se llama Barry Nelson, y así lo hizo en un episodio de la serie antológica Climax! (1954-1958), que adaptaba también Casino Royale (1x03).

james bond barry nelson
Barry Nelson y Peter Lorre en 'Climax!' | CBS

Pese a que su fecha de nacimiento se debatió por inseguridades documentales, se ha consensuado que Nelson vino al mundo en abril de 1917 con el nombre de Haakon Robert Nielsen, en la ciudad californiana de San Francisco. Sus padres, Betsy y Trygve “Ted” Nielsen, eran inmigrantes noruegos. Creció en las cercanías de Oakland y, como no pocos aficionados que no tendrían opción de codearse después con las estrellas de Hollywood, empezó a actuar en la escuela cuando contaba con quince años. En 1941, se graduó en la Universidad de California sita en Berkeley, y un cazatalentos le puso los ojos encima allí durante una representación de Macbeth. Obtuvo un contrato con la Metro-Goldwyn-Mayer y debutó en la película La sombra del hombre delgado (W. S. Van Dyke, 1941).

Fallecido en 2007 a los 89 años de edad, había querido prodigarse bastante en apariciones televisivas a lo largo de su carrera, en series como Alfred Hitchcock presenta (1955-1962) y La hora de Alfred Hitchcock (1962-1965), Vacaciones en el mar (Wilford Lloyd Baumes, 1977-1979), Galáctica, estrella de combate (Glen A. Larson, 1978-1979) o Se ha escrito un crimen (Peter S. Fischer, Richard Levinson y William Link, 1984-1996). Pero también pudimos verle en la película Aeropuerto (George Seaton y Henry Hathaway, 1979) como Anson Harris o, un momento, en Poltergeist (Tobe Hooper, 1982). No obstante, si habéis disfrutado de El resplandor (Stanley Kubrick, 1980), debéis saber que encarnó en ella a Stuart Ullman, el director del ominoso Hotel Overlook.

james bond barry nelson
Barry Nelson como Stuart Ullman en 'El resplandor' (1980) | Warner Bros.

Lo curioso de este asunto es que quien interpretó al antagonista de 007 en aquel capítulo de Climax! era muchísimo más famoso que Nelson: nada menos que Peter Lorre, al que se recuerda por su Hans Beckert de M, el vampiro de Düsseldorf (Fritz Lang, 1931), su Joel Cairo de El halcón maltés, su Ugarte de Casablanca (Michael Curtiz, 1942), su doctor Einstein de Arsénico por compasión (Frank Capra, 1944) o su Conseil de 20.000 leguas de viaje submarino (Richard Fleischer, 1954). Fue Le Chiffre en aquella primera adaptación sobre el agente, el villano al que luego encarnaría el gran Orson Welles en 1967 y Mads Mikkelsen en 2006, los cuales sin duda serán también más recordados que Barry Nelson entre los espectadores de cualquier época.