Año nuevo y nuevo curso para el mundo del emprendimiento. El ecosistema se ha despedido de un año curioso cuanto menos en lo que a operaciones, economía y política.

Con unos presupuestos atascados desde hace más de dos años, un Gobierno que no termina de aterrizar en sendas citas para elegir candidato y un sistema económico global que asiste a la lucha de los dos gigantes, Estados Unidos y China, ante un más que probable enfriamiento de las buenas cifras logradas hasta la fecha, cabe preguntarse –como cada año–, qué podemos esperar de los emprendedores en España.

Un incremento en los importes de las rondas, cada vez apuntando más alto, sostenidas por figuras internacionales o por nuevos modelos de financiación; en esta ocasión con algo menos de concentración en los gigantes, permitiendo el acceso a más compañías a la financiación, principalmente internacional; esto es lo que se tenía en cuenta en 2019. "Los fondos extranjeros ven que podemos montar compañías relevantes desde un país maravilloso, y además ven a España como el hiddem gem de Europa", explica Iñaki Arrola de K Fund en su mirada al año 2019. En estos mismos términos, Javier Megias, de Startup Program Director en Fundacion Innovacion Bankinter, apunta a un "mayor interés de los fondos internacionales en las startups españolas, así como un incremento de la madurez". Una situación que se soporta, entre otras, por una visión que apunta a levantar las fronteras ya no solo de Europa en un intento de diversificar la actividad de las compañías ante un cambio económico. Así como "un incremento en la conexión entre las corporaciones tradicionales y los emprendedores en un intento de atraer la innovación", añade María Benjumea de Startup Spain.

Estas eran las previsiones que los inversores tenían para el ya cesado año que, a grandes rasgos se han cumplido con dos de las operaciones más tardías de la serie. Glovo y sus 150 millones enfocados al crecimiento internacional y Bnext acudiendo, además de a los grandes fondos de Estados Unidos, a una ronda crowdfunding para mirar a México.

Una mirada a un 2020 muy político

El inicio del año está marcado, sin duda, por el torbellino político que vive el país. Y si algo está claro en el mundo de las empresas es que la inestabilidad no gusta y menos si viene de la mano política y económica. Sin embargo, todos están convencidos de que el emprendimiento goza de salvaguarda en esta lucha institucional.

"Esta situación no afecta demasiado ya no hemos recibido, salvo honrosas excepciones, ayuda de nuestros políticos", argumenta Arrola, "a pesar de lo que no nos ayuda seguimos avanzando y la verdad que no espero nada de ellos". Una cuestión que apoya Megias desde la perspectiva de que "se trata de una actividad que no tiene dependencia de la situación política", como pudiera ser la gestión de otros sectores estratégicos. O las pequeñas compañías: "Se siguen cerrando rondas, así que no hay problema. Las empresas consolidadas mantienen su capital, pero las que estén levantando sus primeros millones pueden que se vean afectadas por la visión de nuevos inversores sobre España", apunta José Torrego de El Referente.

Una dependencia que además se diluye, cada vez más, si nos sumergimos en ecosistemas mucho más pequeños y específicos. "A nivel local se están logrando sinergias muy buenas que no dependen de la gran política", explica Raul Estrada de Demium Málaga, lo que también ayuda a que los grandes focos de emprendimiento algo saturados estén dando paso a nuevas regiones en el país.

A la espera de un 2020 que verá "subidas y bajadas, pero de tendencia positiva", añade Arrola, en lo que a rondas se refiere, es de esperar que el sector de las grandes operaciones de buenas noticias el nuevo curso. "Sin duda, las grandes corporaciones van a ir incrementando su peso en los próximos años, tanto desde un rol comprador, como de adquisición", añade Megias. Los exits son, desde hace tiempo, la tarea pendiente de un ecosistema cada vez más maduro.

O incluso de salidas a bolsa. En la lista de pendientes sigue el primer unicornio de España, Cabify, o el que ya resuena (segundo en la lista de valoraciones de más de 1.000 millones) tras su última inversión: Glovo. ¿Cuándo será? La duda se mantiene también para 2020, pero todo apunta a que pronto contarán con más compañeros en su selecta lista de unicornios. "Yo creo que antes de ventas o salidas a bolsa habrá valoraciones de empresas por 1.000 millones, pero yo creo y espero que comiencen los primeros exits de grandes compañías", apunta Torrego. ¿Quién será la afortunada? Ninguno se atreve a hacer quinielas en este sentido más allá de que el fintech, proptech y health serán los sectores que mantendrán el protagonismo en este nuevo año.

👇 Más en Hipertextual