Las líneas temporales en The Witcher es uno de los juegos de la primera temporada de esta recién estrenada serie de Netflix. No obstante, no es la primera vez, ni será la última, que se juega con las líneas temporales en la ficción.

No hay que irse muchos años atrás para ver otros ejemplos de este juego con el tiempo: en Avengers: Endgame pudimos ver cómo los Vengadores viajaban a través del tiempo para conseguir las gemas del infinito y tratar de deshacer lo que hizo Thanos en Avengers: Infinity War. Tampoco hay que salir de Netflix para ver que les gusta jugar con el tiempo. Un claro ejemplo es la serie alemana Dark, que maneja también tres líneas temporales.

Pero, ¿cómo entender las líneas temporales en The Witcher? Ahora, vamos a tratar de aclarar un poco el tiempo en los sucesos de esta primera temporada de la serie que sigue a Geralt de Rivia, Yennefer de Vengerberg y Cirilla de Cintra. Tres líneas temporales que terminan coincidiendo a partir del séptimo capítulo.

La historia de Yennefer se cuenta desde que ella tiene 14 años hasta los 70, como Anya Chalotra comentó en una entrevista con Hipertextual. Además, coincide que cuando comienza a contarse su vida también es en el momento en el que es vendida a Aretusa para que sea hechicera, así que seguimos sus primeros pasos en el mundo de la magia y cómo consigue poder y el destino en la corte que desea. Por lo tanto, su historia comienza 56 años antes de la batalla entre Cintra y Nilfgaard.

Por su parte, de Geralt de Rivia comenzamos sabiendo que es un brujo. Podemos inferir que su historia se empieza a desarrollar más de 15 años antes de la batalla entre Cintra y Nilfgaard que sucede en el primer capítulo. Pero, ¿cómo se puede saber? El quinto capítulo es clave para conocer la línea temporal del brujo, ya que vemos que salva a Duny, el padre de Cirilla, de morir. Además, Pavetta se entera esa misma noche que está embarazada y la princesa sólo tendrá una hija: Ciri. No se sabe exactamente cuándo suceden los cuatro primeros capítulos, pero sí que todos son temporalmente anteriores, ya que las líneas de cada personaje tienen cohesión interna, es decir, son cronológicas.

Otro juego típico en películas, series e, incluso, en literatura, son los flashbacks. Estos se pueden ver de muchas formas distintas, pero en la serie han preferido contar la historia de Geralt y Yennefer sin este tipo de recurso. Sin embargo, en el último capítulo sí se ve una parte de la infancia del brujo a modo de recuerdo.

Punto de encuentro temporal

Ciri, Cirilla, Freya Allan
Netflix

Los pasos del brujo y la hechicera se irán acercando temporalmente a la batalla entre Nilfgaard y Cintra, momento en el que la princesa Cirilla tiene 14 años. Los pasos de la joven se irán separando en el espacio de su reino, alejándola de Geralt. De hecho, a pesar de que el brujo se encuentra en Cintra durante la batalla, los caminos de Geralt y Ciri no se llegan a cruzar hasta días después. Es más, sabemos el motivo por el que él no la llega a alcanzar nada más partir de la ciudad.

Por su parte, Yennefer se encuentra en Aretusa mientras sucede la invasión de Cintra y no llega a encontrarse con el brujo y la princesa al finalizar la temporada.

Esta primera temporada ha intentado contar la historia de los tres personajes, de forma circular, antes de que sus destinos los unan. Por eso jugar con las líneas temporales ayudaba a que conociéramos mejor a Yennefer y el brujo antes de Ciri.

En la segunda temporada es probable que los saltos temporales no se den, aunque seguramente sí haya saltos espaciales ya que los caminos de los tres se unen y separan en varias ocasiones más, al menos en los libros.

El próximo mes de febrero comenzará a grabarse la segunda temporada de The Witcher. ¿Qué les depara a estos tres personajes en la próxima temporada? ¿Cómo será la relación entre los tres protagonistas? ¿Llegarán a ser una familia? Y lo más importante: ¿tendremos una tercera parte?