, y – Dic 16, 2019, 13:43 (CET)

Los mejores smartphones de 2019, según el equipo de Hipertextual

Con el cierre de 2019, el equipo de Hipertextual recopila los mejores smartphones de este año. La selección, sin orden particular, valora la calidad del producto, lo que este aporta a la industria y la trayectoria de la marca, entre otros factores.

2019 se aproxima a su fin, y, por consiguiente, llega el momento de hacer balance. En Hipertextual arrancamos nuestro repaso los últimos doce meses con la selección de los mejores smartphones de 2019; unos reconocimientos que, tras los grandes anuncios y movimientos vividos en el último año, han estado sumamente reñidos.

iPhone 11 Pro (y 11 Pro Max)

Apple nunca ha estado tan cerca de la perfección como con el iPhone 11 Pro y su variante Max. La nueva generación de smartphones de la empresa norteamericana cuenta con una de las mejores pantallas de la industria, un diseño verdaderamente premium y refinado, el SoC más avanzado hasta la fecha y, ahora sí, una autonomía que equipara a los mejores del sector –incluso en el modelo más compacto–.

A esa lista también hay que sumar el gran salto realizado en el ámbito fotográfico, que ha ganado tanto en versatilidad como en calidad. La inclusión de una tercera cámara (de tipo gran angular) y la inclusión de nuevas tecnologías como Deep Fusion, el modo noche o la mejora de Smart HDR han hecho que la cámara del iPhone 11 Pro sea la más solvente, equilibrada y constante de la industria actual.

Todo esto, además, se ve aderezado por muchos detalles menores pero igualmente importantes, los cuales marcan la diferencia entre un muy buen producto y un producto brillante. Entre ellos se incluyen el prometedor chip U1, la excelente estabilización del vídeo (donde el iPhone no tiene rival), la precisa calibración de la pantalla y el gran sistema de sonido –que ahora, además, es envolvente–.

El iPhone 11 Pro es el smartphone más caro de todos los gama alta lanzados en 2019, pero también es el modelo más avanzado. Quien no quiera compromisos y busque lo mejor, encontrará en el iPhone 11 Pro la mejor elección.

iPhone 11

IPhone 11

El iPhone 11 Pro incorpora las tecnologías más avanzadas y, por consiguiente, se posiciona como el producto perfecto para los usuarios más exigentes. Sin embargo, eso no significa que esta sea la compra más recomendada para la gran mayoría de la población. Ese galardón se lo lleva, en realidad, el iPhone 11, un smartphone que continúa la estrategia del iPhone XR, hereda la mayor parte de las tecnologías presentes en el iPhone 11 Pro y las pone en las manos de los consumidores por una cuantía notablemente inferior.

Por 699 dólares / 809 euros, el iPhone 11 ofrece las mismas capacidades fotográficas que el iPhone 11 Pro –a excepción de la cámara de tipo teleobjetivo–, cuenta con el mismo procesador que el modelo más avanzado y logra una autonomía que se encuentra entre las mejores de su segmento. Se trata de un producto que cumple con creces en los aspectos que más importan a la mayoría de la población (fiabilidad, diseño, velocidad, fotografía y autonomía) y, además, lo adereza con un amplio abanico de colores muy atractivos y un precio significativamente inferior al de otras alternativas.

Samsung Galaxy Note 10+

El décimo Note –aunque técnicamente sea el noveno– no podía faltar entre los smartphones que más llamaron la atención del equipo de Hipertextual. Se trata de uno de los Android más recomendables del sector, pues reúne en un mismo cuerpo un procesador muy avanzado, una pantalla OLED de primerísimo nivel –la mejor junto con la del iPhone 11 Pro, de hecho– y un diseño realmente llamativo, entre otras cosas.

Esta quizá no sea la apuesta más disruptiva del año –pues no aporta nada que no hayamos visto en otros productos–, pero eso no impide que este Galaxy Note 10+ sea una de las recomendaciones más acertadas y seguras del catálogo actual. De cara al futuro, no obstante, sería positivo que Samsung mirase más allá en ciertos aspectos de peso como la fotografía, donde Apple, Huawei y Google han tomado la delantera de diversas formas.

Huawei P30 Pro

El Huawei P30 Pro es uno de los smartphones más importantes del año, aunque no tanto por la calidad general del producto, sino más bien por lo que este ha aportado a la industria.

El P30 Pro ha impulsado la moda de los degradados –que inició su predecesor, el P20 Pro–, ha puesto sobre la mesa las virtudes de un sensor fotográfico monstruoso y ha demostrado que un zoom óptico de cinco aumentos es posible en un smartphone, entre otras cosas. Todas ellas son tendencias que influyen directamente sobre la industria, generan interés en el consumidor y hacen avanzar al sector más allá de las habituales evoluciones en procesador o autonomía.

El P30 Pro, como cualquier otro producto tecnológico, también tiene sus debilidades. De hecho, son varios los aspectos en los que queda ligeramente por detrás de smartphones como el iPhone 11 Pro. No obstante, esa ligera inferioridad en áreas como la pantalla o el sonido la compensa con lo diferente de su propuesta y con una estrategia de ventas que permite encontrarlo, a día de hoy, por menos de 700 euros en Amazon.

OnePlus 7 Pro

Tradicionalmente, OnePlus ha sido reconocido como un fabricante de productos relativamente económicos con un rendimiento excepcional. En 2019, sin embargo, decidieron dar un salto en lo que a ventana de precio se refiere con el objetivo de ir un paso más allá y crear el mejor OnePlus hasta la fecha.

El fruto de dicho movimiento fue el OnePlus 7 Pro, que puso sobre la mesa tecnologías como las pantallas de 90 Hz o las memorias UFS 3.0 –adoptadas posteriormente por muchos otros fabricantes–. Si dejamos al margen las capacidades fotográficas, este producto no tiene nada que envidiar a otros smartphones más costosos como el Galaxy S10+ o el Huawei P30 Pro.

Google Pixel 3a

El Pixel 3a se hizo de rogar, pero, una vez llegó al mercado, se convirtió ipso facto en uno de los productos más recomendables del año. Su hoja de especificaciones era claramente inferior a la de otros productos como el Xiaomi Mi 9T, sin embargo, este contaba con dos ases en su manga que elevaban significativamente su atractivo: un software procedente directamente de Google y, lo más importante, una cámara exactamente igual a la del Pixel 3 XL –considerada una de las mejores del sector–.

El Pixel 3a, por lo tanto, es el producto perfecto para todas aquellas personas que deseen obtener una de las mejores cámaras de la industria sin complicaciones y, sobre todo, sin tener que desembolsar cifras cercanas a los mil euros. Y aunque a veces no pueda parecerlo, esa porción del mercado es más grande de lo que muchos pueden imaginar.

Xiaomi Mi 9T Pro / Mi 9T

Pantalla del Xiaomi Mi 9T Pro
Imagen: David Ortiz | Hipertextual

El gama media por excelencia es, un año más, el de Xiaomi. El Mi 9T y su variante Pro han conquistado los corazones de medio mundo gracias a su excelente relación calidad-precio. La inclusión de procesadores solventes, diseños llamativos y una cámara versátil le convierten en la opción por defecto para cualquier persona que desee gastar menos de 400 euros en un producto. Poco más se puede decir.

Realme X2 Pro

Realme X2 Pro

El Realme X2 Pro se ha convertido en una de las grandes sorpresas de este año. El fabricante de origen chino es el primero que implanta una estrategia de precios y producto lo suficientemente sólida y atractiva como para hacer daño a Xiaomi, que se ha expandido a sus anchas por Europa durante los últimos años.

El X2 Pro es el mejor ejemplo de esa estrategia: cuenta con un procesador muy solvente, una batería de gran capacidad y, además, con una pantalla de 90 Hz muy inusual en su gama de precios. Junto con el Mi 9T Pro, es una de las opciones más recomendables por menos de 400 euros.