YouTube actualizó recientemente sus Términos de Servicio, un movimiento que suele ocurrir cada ciertos meses con la plataforma de vídeo. Sin embargo, en esta ocasión una política en particular ha causando extrañeza entre los usuarios de diversas partes del mundo, incluyendo España y México. Según explica la compañía, ahora podrán limitar el acceso al canal si consideran que ya no es "comercialmente viable".

YouTube puede rescindir tu acceso o el acceso de su Cuenta de Google a todo o parte del Servicio si YouTube cree, a su exclusiva discreción, que prestarte el Servicio ya no es comercialmente viable.

En caso de resultar seleccionado, el usuario será notificado con el motivo exacto de la suspensión o terminación de su canal. Esto les otorgará el tiempo suficiente para "exportar el Contenido que tiene en el Servicio". Eso sí, existen algunas situaciones que pueden evitar el cierre del canal, la mayoría relacionadas con la aplicación de leyes locales que terminarían perjudicando a la propia YouTube:

Si constituiría un incumplimiento de la ley o de las indicaciones de una autoridad de aplicación de la ley o expondría a YouTube o a nuestros Afiliados a una posible responsabilidad legal de alguna otra forma; (b) pondría en riesgo una investigación o la integridad o el funcionamiento del Servicio; o (c) causaría daño a algún usuario, a otro tercero, a YouTube o a nuestros Afiliados. Si YouTube rescinde su acceso debido a cambios del Servicio, cuando sea razonablemente posible, se le proporcionará tiempo suficiente para exportar el Contenido que tiene en el Servicio.

La plataforma deja claro que los perjudicados pueden seguir visualizando cualquier vídeo sin la necesidad de tener una cuenta. Por supuesto, si el usuario considera que el cierre es un error, puede apelar la decisión llenando un formulario. Si bien estos términos comenzarán a ser válidos a partir del próximo 10 de diciembre, en algunos territorios como Suiza ya se aplican desde hace algunos meses.

La gran duda

Es importe mencionar que YouTube no solo está considerando a los canales de creadores de contenido, también a las millones de personas que diariamente consumen el susodicho a través de una cuenta. Aunque no han explicado de forma clara cómo van a considerar que un canal no es comercialmente viable, en foros y redes sociales se especula que este movimiento pretende hacer frente a los bloqueadores de anuncios, pero la compañía no se ha pronunciado al respecto. Seguramente en los próximos meses surgirán más detalles, y algunas polémicas.

Actualización (12/11 – 12:45h CET): el artículo ha sido actualizado con el comentario de Google España aclarando que no se cierra el canal de YouTube sino que se podrá limitar el acceso a la cuenta de Google.

👇 Más en Hipertextual