El nuevo Tesla Roadster es uno de los vehículos más esperados por parte de la compañía de Elon Musk. Con una primera aparición por sorpresa en un evento celebrado por la compañía en 2017, el deportivo eléctrico ha levantado pasiones y críticas por parte de fans y detractores, respectivamente. Lo mejor, sin embargo, aún estaría por ver.

Si bien la firma apuntaba ya a unos impresionantes datos desde el momento inicial, con una aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora en 1,9 segundos y una autonomía que rondaría los 1.000 km, lo cierto es que Tesla está preparada para sorprender –aún más– cuando lo ponga definitivamente a la venta. Así lo ha asegurado Franz von Holzhausen, responsable de diseño de la compañía, en una entrevista en el podcasts especializado Ride the Lighting, donde afirma que el Roadster verá aumentadas sus capacidades respecto al modelo de 2017.

[El Tesla Roadster] Está evolucionando merecidamente y necesita más tiempo. Será incluso mejor de lo que revelamos, en todos los sentidos.

Fechas en el aire

Aunque el objetivo de comercialización inicial del nuevo Tesla Roadster estaba puesto en un primer momento en 2020, parece poco probable que eso vaya a ocurrir finalmente. Los diferentes problemas que la firma ha tenido que afrontar desde 2017, que han concentrado los esfuerzos de producción de la misma, junto con la prioridad de comenzar a fabricar el Tesla Model Y –y con la Tesla Pickup en el aire, que sería presentada antes de finalizar 2019–, habrían supuesto un retraso en el abanico temporal de llegada del deportivo eléctrico al mercado.

El propio CEO ya ha dejado entrever en varias ocasiones que, hoy por hoy, el Tesla Roadster no se encuentra entre las prioridades más acuciantes de la firma, que tiene necesidades más urgentes que atender. Es probable, por tanto, que no sea hasta 2021 o 2022 cuando el esperado vehículo, que saldrá a la venta con un precio cercano a los 200.000 dólares, vea la luz.