Mr. Robot continúa emitiendo su cuarta y última entrega. En el episodio 4x04 pasamos al lado de los personajes principales una de las navidades más tristes, grises y solitarias de la ficción. Acá repasamos todo lo sucedido.

Te recordamos no seguir leyendo si no has visto el episodio "404 Not Found".

En el capítulo anterior Tyrell Wellick se presentó en el departamento de Elliot, en cuanto lo vio comenzó a decirle que Whiterose estaba fuera de control y lo había mandado llamar. Elliot le hace señas y le escribe en una libreta que están siendo escuchados. Del otro lado del micrófono está un aburrido espía del Dark Army, de pronto comienza a tener una interferencia y sale a arreglar la antena. Sin embargo, Tyrell lo está esperando en la puerta y lo hiere en la cabeza.

Tanto Elliot como Tyrell lo dan por muerto, pero en una parada para cargar gasolina se dan cuenta de que el hombre no solo había sobrevivido sino que además había huido, lo cual los pone en una situación más que peligrosa. De aquí en adelante tendremos un montón de escenas que nos contagiarán de desesperación, frío, miedo y de confesiones profundas que nos recuerdan que este show está protagonizado por personajes solitarios, tristes; es decir, por verdaderos marginados de la sociedad.

Mientras Tyrell, Elliot —y Mr. Robot— dan vueltas por el bosque nevado y oscuro, Darlene se encuentra aterrorizada porque no puede encontrar a su hermano. Primero le envía mensajes terribles, pero luego le gana su preocupación. No cabe duda de que la familia, en especial los hermanos, a veces ponen a prueba los límites de la paciencia y de la dignidad. En su desesperación Darlene abre un auto para conectar su computadora, pero un Santa borracho la descubre e intenta avisar a la policía. En adelante la propia Darlene tendrá también una terrible víspera de Navidad, en un viaje sorprendente y catártico en el auto del Santa, ya que el hombre no puede manejar y la chica se ofrece a llevarlo y dejar las cosas tranquilas sin policías.

La soledad también fue la protagonista en la noche de Navidad de Dom, y lo demuestra de una de las formas más desolaras: masturbándose con el video del interrogatorio de Darlene. ¿Habrá cosa más triste? Ella lo sabe y entre la desazón y la soledad que no se disipa entra a chatear a un grupo llamado #sex. Con esto nos demuestra que no solo es habitual que use ese canal, sino que tiene viejos conocidos ahí. El cansancio la vence y tiene un sueño en el que una contacto suya la visita en casa y la ahoga en su propia tina. Cuando Dom se despierta se da cuenta de que su mamá le ha llamado varias veces y le ha dejado varios mensajes. Sin duda podemos decir que la soledad y la desesperación son contagiosas.

MR. ROBOT -- "Not Found" Episode 404 -- Pictured: Carly Chaikin as Darlene Alderson -- (Photo by: Peter Kramer/USA Network)

De vuelta al bosque congelado los dos (tres) hombres buscan el poblado más cercano, pero caminan en círculos. De cualquier forma "están muertos", dice Elliot, pues el sabe que en el momento que el militante del Dark Army huyó sus días están contados... otra vez. Aunque en el episodio no hay acción de ninguna clase, la profundidad de los diálogos y de lo que ocurre en cada uno de los arcos es muy interesante. Wellick deja ver que Elliot es su motor, su guía, pero también su perdición y lo sabe. En un momento llegan a gritarse y se exigen ambos lo mismo: que respeten todo lo que han sacrificado por sus ideales, por su idea de "convertirse en dioses".

Lo más conmovedor de todo es que los hermanos Anderson caen en cuenta, cada quien por su lado, que si no se despiden de ese terrible mundo para siempre es porque se tienen uno al otro. Cada uno a su forma volverán sobre sus pasos para caminar de nuevo juntos. Como siempre ha sido a pesar de tanto dolor.

MR. ROBOT -- "Not Found" Episode 404 -- Pictured: Martin Wallström as Tyrell Wellick -- (Photo by: Scott McDermott/USA Network)

El que no tuvo el mejor de los destinos... o tal vez sí, según como se vea —o se interprete— fue el propio Tyrell. Pues en un momento encuentran la Van del espía, Elliot y Wellick se acercan al auto y el militante del Dark Army, como muchos otros que hemos visto, se quita la vida, no sin antes haber herido al que iba a ser el próximo CEO de E Corp. Tyrell le dice a Elliot que se olvide de hospitales que "dará un paseo por el bosque", además le advierte que debe hacer caer a Whiterose.

El final es bastante enigmático. Durante todo el tiempo que caminaron Elliot y Tyrell se escuchó una especie de aullido del que no logramos, ni los personajes, descifrar su origen. Cuando el moribundo está "dando su paseo por el bosque" encuentra al parecer el origen de ese extraño lamento que escuchamos durante todo el episodio, Tyrell se arrodilla y ve un punto en el piso, algo brilla y su cara irradia, pero no logramos ver qué es. Así es como despedimos a Tyrell... ¿Así es como despedimos a Tyrell? Ya lo veremos.

El próximo episodio, el 4x05, se llama "Method Not Allowed" y promete ser un "episodio especial".