Con el Google Pixel 4 ya habiendo sido revelado de manera completa, conocemos los detalles de una de las características estrella de las que se llevaba tiempo hablando: Project Soli; o, como la compañía lo ha bautizado en este caso, Motion Sense. Un sistema de detección de gestos por radar que ayudará al usuario a realizar algunas de las tareas diarias que se efectúan con el terminal.

El objetivo que persigue Google es conseguir que uno pueda realizar diferentes acciones sin tocar el teléfono, como pasar música, silenciar una alarma o contestar a una llamada. Para ello, el Pixel 4 creará una suerte de "cúpula" invisible alrededor del teléfono, de manera que lo que se sitúe dentro de ese campo pueda ser detectado gracias a los sensores que se ocultan dentro del notable marco que se ubica en su zona superior.

Cuando nuestra mano interfiera que con este campo de acción, el dispositivo recibirá información de la misma y, en base al movimiento que se realice, efectuará una acción u otra. Es algo que sirve, además, para mejorar el sistema de reconocimiento facial, único sistema de identificación biométrica de este smartphone. Este se activa desde el momento en el que el dispositivo se da cuenta de que el usuario lo agarra, haciendo que se encuentre ya activo para identificar el rostro cuando uno se halle frente al mismo y acelerando así el proceso de acceso a la pantalla principal.

Motion Sense Pixel 4

Posibilidades limitadas

Motion Sense trae de vuelta un concepto que hemos visto de manera reciente en smartphones como el LG G8 ThinQ, y las preguntas vuelven a alzarse en torno a la utilidad del mismo. ¿Es capaz de aportar tanto al usuario en el día a día como para sacrificar parte del diseño para incluir estos sensores? ¿Se adaptarán los propietarios a utilizar este sistema de gestos en lugar de continuar efectuando las acciones como hasta el momento?

Por ahora, las posibilidades que ofrece son hoy muy limitadas, quedando reducidas a un puñado de acciones que, con suerte, se incrementarán con el paso del tiempo (ya lo hemos visto funcionando con Spotify, por ejemplo). No será hasta dentro de unos meses cuando podamos evaluar de manera concreta hacia dónde apunta Motion Sense y el potencial que Google espera ofrecer con esta tecnología.