Con 2019 tocando ya a su fin, y aunque Apple aún podría lanzar antes del término del mismo algunos productos, como nuevos Mac, iPad o los AirPods con cancelación de ruido, la empresa mira ya a 2020 como un año clave de cara al futuro de la misma. Será así, según apuntan las informaciones que han ido viendo la luz durante los últimos meses, por la llegada de productos de gran relevancia para la compañía, como las primeras gafas de realidad aumentada de la firma de Cupertino.

Las denominadas Apple Glasses, que dipondrían de pantallas holográficas en sus lentes, serían presentadas el próximo curso, según detalla el reconocido Mark Gurman en Bloomberg. Una información a la que ya apuntaba el también popular analista Ming-Chi Kuo tiempo atrás y la reciente referencia a las mismas en el sistema operativo iOS 13.

Según el citado medio, es de esperar que las gafas muestren "cosas como textos, correos electrónicos, mapas y juegos sobre el campo de visión del usuario". Además, Apple estaría pensando en incluir una tienda de aplicaciones propietaria para conseguir añadir más software dedicado a las mismas y contratando a expertos gráficos y en desarrollo de videojuegos.

2020, año de novedades

Las gafas de realidad aumentada son vistas desde la empresa como la oportunidad para liderar un nuevo segmento de producto en el que ninguna tecnológica ha conseguido triunfar hasta ahora, incluso apuntando a posicionarse como un "eventual sucesor del iPhone" en el más largo plazo. Estas no serán la única novedad que prepara Apple para el próximo año, sin embargo.

Gurman apunta que la firma de Cupertino prepara también un nuevo Apple Watch con seguimiento del sueño –función que ya hemos visto filtrada por un error de la propia compañía– y que podrían hacer acto de presencia también a final de año los primeros Mac con procesadores propietarios. La transición a ARM es una de las metas de Apple y todo parece apuntar que terminará por ocurrir más pronto que tarde.

Como añadido, el iPhone del próximo año ofrecerá una renovación más profunda en términos de diseño y especificaciones que la vista con los actuales iPhone 11 y iPhone 11 Pro. Entre algunos de sus añadidos se encontrarían la llegada de conectividad 5G y una cámara trasera con procesamiento 3D.