stephen king stranger things
– Sep 16, 2019, 17:05 (CET)

De ‘It’ a ‘La Torre Oscura’: cómo se conecta el ingente universo compartido de Stephen King

La adaptación de It, con su segundo capítulo, junto con la serie Castle Rock, han reabierto el interés por la cosmogonía que King ha trabajado durante más de 60 novelas. Aquí va un aterrizaje en su multiverso.

It: capítulo 2, ha cerrado la historia de Pennywise en su adaptación a la gran pantalla. Más allá de las buenas o malas críticas y del ambiente aterrador del payaso bailarín, una de las conclusiones principales que puede sacar alguien que ha leído la novela tras salir de la sala de cine es que, como ya pasó en la adaptación de televisión de 1990, se ha pasado de puntillas por todo lo que conecta la figura de Eso con su aterrador origen ancestral y malévolo.

Y puede que sea mejor así. A fin de cuentas, It, una novela que supera ampliamente las 1.000 páginas, sería muy complicada de adaptar si intentáramos aproximarnos a la cosmogonía que Stephen King comenzaba a sembrar en el libro. Una lucha cósmica y lovecraftiana que incluye a la tantas veces mentada Tortuga (cuya aparición en la película no pasa de un par de guiños), y que se extiende mucho más allá de Derry y, por supuesto, nuestro mundo.

En las siguientes líneas vamos a intentar dibujar una pista de aterrizaje para todo aquel que quiera imbuirse en el llamado multiverso de Stephen King: una serie de ramificaciones y huevos de pascua que el autor ha ido construyendo a lo largo de décadas y que conectan muchas de sus historias. Aunque intentaremos evitarlo, por supuesto aquí aparecerá algún que otro spoiler.

La naturaleza de 'It' y el macrocosmos de 'La Torre Oscura'

Como seguramente ya sepas -y sino, aquí te lo explicamos- It viene a ser una forma vetusta del mal que en un momento dado llegó en un meteorito a la Tierra. Su apariencia de payaso es solo la que más utiliza, pero ha sido visto con otras muchas, hasta el punto de no conocer exactamente su aspecto real.

Por las novelas posteriores de King, donde abunda en su cosmovisión, podemos identificar a It con una suerte de vampiro cósmico. Una entidad primigenia químicamente maligna, cuyo principal contrapeso bondadoso es la tortuga Maturin.

¿Pero de dónde salen todos estos seres? King se ha dedicado a ir trabajando varios universos paralelos a lo largo de más de tres décadas que, de forma más asentada, se describen en la saga de La Torre Oscura, comprendida por 8 novelas publicadas entre 1982 y 2012 y una serie de cómics que sirven como complemento.

A partir de ahí, el escritor ha ido conectando buena parte de sus narraciones; a veces como simples guiños al lector -personajes que aparecen en una y otra novela, lugares recurrentes-, y otras desarrollando la construcción de un mundo amplísimo y a veces difícil de comprender. Eso sí, en rara ocasión hace falta conocer la existencia de este universo compartido para disfrutar y comprender una novela, con la excepción de la propia saga de La Torre Oscura, donde converge absolutamente todo de forma real y metafórica.

Un multiverso en continua conexión: así es la cosmogonía de King

la torre oscura
EmpireOnline.com

La complejidad de este Kingverso fue seguramente la culpable de que la adaptación de La Torre Oscura al cine con Idris Elba como protagonista fuera un sonoro fracaso. Demasiado texto huérfano del subtexto que en realidad enriquece su lectura.

De forma resumida, el cosmos creado por King se basa en un conjunto de mundos paralelos, todos ellos conectados por La Torre Oscura, a veces vista como una edificación como tal y otras como un trasunto metafórico.

Los distintos universos se crearon a modo del Big-bang desde una oscuridad primigenia. De ahí nació Gan, también llamado 'El Otro' en It y otras novelas, una especie de Dios creador. Gan, decidió convertirse por los tiempos en esa Torre Oscura que conecta todo.

Ese es el mapa. El trasfondo es la lucha eterna entre el bien y el mal. En un momento dado, hace mucho tiempo y en un lugar indeterminado entre todos estos universos llamado Macrocosmos, apareció la tortuga Maturin y Eso. De un vómito del galápago surgió nuestro mundo, o al menos el que más se parece al nuestro en las novelas de King.

Esa Tierra, llamada a veces Mundo Clave, es donde aparecen todos los pueblos ficticios de Maine que aparecen en distintos relatos: Derry (It, Insomnia, El cazador de sueños), Jerusalem's Lot (Salem's Lot), y Castle Rock (Cujo, La zona muerta), la cual ha inspirado la serie de Hulu que ya avanza por su segunda temporada jugando precisamente con todos sus conexiones y guiños.

Otros de estos multiversos son por ejemplo el Mundo Medio, donde se desarrolla gran parte de la saga La Torre Oscura, y distintas versiones de la Tierra, algunas de ellas, como en la novela UR, donde se dan distintas ucronías: en una de ellas Kennedy no fue asesinado, en otra se produjo una Tercera Guerra Mundial...

De simples huevos de pascua a conexiones verdaderas

Como decimos, el verdadero fondo del multiverso es una lucha entre el bien y el mal, algo que en la saga de La Torre Oscura tiene su reflejo en el enfrentamiento entre Roland Deschain, el último de una saga de pistoleros mágicos que le da a la serie cierto aire de western, y el Rey Carmesí, una entidad maligna cuyo objetivo es destruir la Torre para acabar con todos los universos.

castle rock misery stephen king
Castle Rock Entertainment

Por debajo de este villano está Randall Flagg, antagonista directo de El Pistolero. Flagg es otra de las piedras que conectan los mundos y novelas de King. No en vano, ha aparecido en varias de sus historias, a veces bajo otros nombres, dando una muestra de su capacidad de viajar entre distintos mundos.

Así, por ejemplo Flagg es el principal villano en Apocalipsis (1978) -titulada también La danza de la muerte y The Stand de forma original-, la novela más extensa de King junto con It y una de las también más crípticas, en la que se nos presenta un futuro postapocalíptico.

Otros personajes conectados son el padre Callahan, uno de los principales protagonistas de El Misterio de Salem's Lot (1975), y por supuesto el propio Eso y su rival bondadoso Maturin, la tortuga que en La Torre Oscura descubrimos que también es uno de los guardianes del equilibrio entre mundos.

Pennywise, por su parte, aparece como un macabro huevo de pascua en otras novelas. Por citar algunas, en El Cazador de sueños, también ambientada en Derry, se nombra la aparición de una pintura en la que se puede leer “Pennywise está vivo”, mientras que también en uno de los libros de La Torre Oscura aparece una criatura llamada Dándelo, la cual se convierte en otro payaso al morir. Tras varias teorías sobre si pudiera ser el propio Eso o incluso algún descendiente, King salió al paso explicando que era un ser de su misma naturaleza.

Con el tiempo, la existencia de estos multiversos también han servido a King para explicar algunos de los misterios sin resolución de sus novelas. Por ejemplo, ahora sabemos que las criaturas de La niebla (1980) accedieron a nuestro mundo por una brecha con otro conectado también a La Torre Oscura. Una dispensa de imaginación completamente prolífica, y que en definitiva sirve para envolver, pero sin ahogar, todo el entramado creado durante más de 60 novelas por Stephen King.