El Huawei Mate 30 es uno de los smartphones más esperados de entre cuantos verán la luz este mes de septiembre –amén de los próximos iPhone–, una realidad que es así tanto por el hardware que se espera que incorpore como con la sorpresa final del software, que podría marcar un hito para la empresa asiática.

Hace apenas unos días conocíamos que este terminal podría llegar sin el sistema operativo firmado por Google, dado que el bloqueo de Estados Unidos a las relaciones de la empresa con las compañías norteamericanas lo impediría. Este sería un revés que podría perjudicar severamente a la tecnológica asiática en lo que a las ventas del terminal se refiere, dado que comercializar un smartphone sin Play Store, Gmail o YouTube es algo inconcebible fuera de suelo chino, pero Huawei podría intentarlo por vez primera con una versión Open Source de Android.

Más allá de esto, que es la principal incógnita, el Huawei Mate 30 apunta a contar con un importante atractivo en términos de especificaciones que permita al terminal seguir la estela del P30 –especialmente del modelo Pro–. Para ello, repetirá parte de la fórmula que hizo del Mate 20 Pro uno de los mejores smartphones del pasado año, agregando importantes mejoras en el apartado fotográfico con el objetivo de elevar su versatilidad al máximo nivel.

Huawei Mate 30 y sus posibles variantes

Huawei Mate 30 Pro

Exteriormente, y si lo filtrado hasta el momento resulta ser cierto, el Huawei Mate 30 repetirá unos angulosos marcos similares a los de la gama P30, cediendo esta vez mucho más protagonismo a la cámara tanto en la parte trasera como en la frontal. En el caso de esta última, un notch de notables dimensiones serviría para alojar una doble cámara y unos sensores que posibilitasen un reconocimiento facial en tres dimensiones.

La posterior será cuádruple y estará enmarcada en una doble circunferencia que servirá para el complejo fotográfico ocupe la mayor parte de la zona posterior del dispositivo. Naturalmente, esto invita a pensar que Huawei tiene grandes planes en lo que a la cámara del terminal respecta, aunque no hay pistas acerca de los posibles elementos diferenciadores respecto a lo que podemos encontrar a día de hoy en la gama P30.

En cuanto al panel, de grandes dimensiones, uno de los elementos que más relevancia tendrá serán los bordes curvados de los extremos de la pantalla, con un ángulo aún más pronunciado para conseguir esa sensación de profundidad y extensión de la misma. Bajo ella se incluirá, más que probablemente, un lector de huellas dactilares.

Por el momento, el Huawei Mate 30 mantiene sus secretos en lo que a su variantes de RAM y almacenamiento se refiere, aunque podemos presumir que estas ocuparán un amplio abanico de opciones dependiendo del modelo –estándar, Lite o Pro–. El procesador será, con casi total seguridad, el propietario Kirin 990, que la marca presentará el próximo día 6 de septiembre en su evento programado en el marco de la feria IFA de Berlín.

Presentación y disponibilidad del Huawei Mate 30

A diferencia de otros años, el Huawei Mate 30 verá la luz con anterioridad en esta ocasión, adelantando su lanzamiento a este mismo mes de septiembre. Concretamente, la marca ha confirmado ya que la puesta de largo tendrá lugar el próximo día 19 en un evento celebrado en la ciudad alemana de Múnich.

Respecto a la fecha de llegada al mercado, esta podría entrar en conflicto con las recientes noticias acerca de la inclusión o no de los servicios de Google en el terminal. El tener que dotar al mismo de un nuevo sistema operativo sería motivo de un retraso en la puesta a la venta del Huawei Mate 30, según relataba el diario local South China Morning Post la pasada semana.