El Huawei Mate 30 se postula para ser el primer smartphone de Huawei en lanzarse de manera internacional sin contar en su interior con la versión de Android firmada por Google, sustituyéndose esta por una modificación sobre la base Open Source del sistema operativo. El resultado no llevaría por nombre Harmony OS, el sistema operativo propietario, también basado en Android, que fue presentado por la marca asiática en su versión para TV hace unas semanas.

En una información que revela ahora CNBC, citando para ello a una fuente con conocimiento directo del asunto, asegurando que la empresa estaría decidida a seguir adelante con el lanzamiento a pesar de las preocupantes noticias que esta misma semana apuntaban que el Huawei Mate 30 no podría incorporar los mencionados servicios de Google, según fuentes de la tecnológica de Mountain View. Esto es así porque la reciente demora concedida por Estados Unidos a Huawei para realizar operaciones comerciales con empresas norteamericanas no es aplicable a nuevos lanzamientos, como resulta ser el caso.

El peor escenario posible

El hecho de no poder contar con la versión de Google como sistema operativo es un escenario que Huawei intentará evitar a toda costa. Según relata la fuente del citado medio, en la compañía "todavía estamos esperando que ocurra algún milagro". Poner a la venta terminales sin el compendio de aplicaciones de la empresa estadounidense puede suponer un importante declive en las ventas internacionales del que será el próximo buque insignia de la tecnológica asiática.

Aún está por ver, además, la agilidad con la que puede realizar Huawei el movimiento de implementar esta nueva versión del sistema operativo, algo que podría llevar a un retraso de la venta de los terminales fuera del territorio asiático. El diario local South China Morning Post, citando a personas cercanas a la materia, expresa la posibilidad de que, efectivamente, esto termine por ocurrir.

Se espera que la empresa convoque un evento de prensa para revelar su nueva generación de smartphones en la ciudad alemana de Múnich el próximo día 19 de septiembre.