Mientras Apple se prepara para lanzar sus nuevos modelos de iPhone el próximo mes de septiembre, una sombra pendía, hasta hoy, de forma evidente sobre dicho evento: los nuevos aranceles que Estados Unidos tenía pensado implementar a partir del día 1 de dicho mes y que afectarían de manera notable a un amplio rango de productos fabricados por compañías norteamericanas, con aquellos manufacturados por la firma de Cupertino encontrándose entre ellos.

Estas nuevas imposiciones suponen un añadido del 10 % a las tarifas de importación de ciertos bienes fabricados en China a territorio estadounidense, afectando de manera directa a productos como el iPhone, el iPad o el Mac, según ha expresado Apple en el pasado. La tecnológica ha intentado en las últimas semanas evitar que los citados impuestos afectasen se manera negativa a la producción del recientemente presentado Mac Pro, algo que Trump desestimó vía Twitter.

Finalmente, sin embargo, Estados Unidos retrasará la aplicación de los aranceles, dando así un respiro a las empresas de aquí a final de año. "[...] se ha determinado que la tarifa debería retrasarse hasta el 15 de diciembre para ciertos artículos. Los productos de este grupo incluyen, por ejemplo, teléfonos celulares, computadoras portátiles, consolas de videojuegos, ciertos juguetes, monitores de computadora y ciertos artículos de calzado y ropa", anunciaba este martes la oficina Representante de Comercio de los Estados Unidos en relación a este asunto.

Una prórroga de cara a las compras navideñas

La fecha mencionada en el comunicado hace poner de manera evidente el punto de mira en que el motivo del mismo es el de no afectar a las compras de la temporada navideña, las cuales se enfocan de manera especial en el rango de productos mencionados que por ahora no verán modificadas sus tarifas de importación. Apple experimenta una subida en bolsa superior al 4 % en el momento de escribir estas líneas como respuesta a la noticia.

Los últimos cuatro meses del año conforman la época de ventas más importante para Apple, que suele presentar nuevos dispositivos de sus principales líneas de productos en este tramo, añadido a la cercanía con las festividades navideñas. La fecha clave es ahora, por tanto, el 15 de diciembre, cuando comenzarán a hacerse efectivos los nuevos aranceles. Eso será, no obstante, si nada cambia en las negociaciones entre Estados Unidos y China.