Con la mira puesta a ensamblar el próximo Mac Pro en China, Apple se habría acogido a un programa de exclusión de aranceles que otorga el Gobierno de Estados Unidos. La empresa de Cupertino llenó múltiples solicitudes para mantenerse exenta de pagar un 25% de impuestos adicionales en varios componentes de su computador.

Según reporta Bloomberg, Apple presentó múltiples solicitudes en la Oficina del Representante de Comercio de los Estados Unidos (USTR) en la que busca excluir componentes específicos que conformarían el Mac Pro. En el listado pueden verse partes como el chasis, el cable de energía o la fuente de alimentación, al igual que accesorios como el Magic Mouse 2.

Las solicitudes de Apple fueron enviadas a la USTR el pasado 18 de julio y si bien no especifican a detalle que se trata del Mac Pro, la descripción de algunas, como la del chasis, revelan que se trata de este computador.

Caja estructural para una máquina ADP compuesta de acero inoxidable, una placa frontal de aluminio, una placa superior extraíble y una placa inferior con una puerta. Sus dimensiones generales son 482 mm de ancho x 541 mm de profundidad x 220 mm de altura. La placa frontal incluye un accesorio de tarjeta lógica de entrada / salida, soporte de disipador térmico y cavidades de antena. La caja posterior incluye montajes estructurales para unidades de procesamiento de gráficos, una unidad de disco duro y una fuente de alimentación.

Ante la inminente fabricación del Mac Pro en China, Apple busca excluir los componentes de los aranceles propuestos por Donald Trump. Si bien la empresa dice que "el ensamble final es solo una parte del proceso" — refiriéndose a China — lo cierto es que hacerlo en el país asiático representa una ventaja debido a que sus proveedores se encuentran en la región.

La solicitud de Apple llega en un periodo de incertidumbre, ya que la amenaza de impuestos adicionales a China fue suspendida durante la pasada reunión del G20 en Tokio, cuando Donald Trump anunció que reanudaría las negociaciones con su homólogo de Beijing.

El Mac Pro estará disponible en otoño en una configuración inicial de 6 mil dólares.