Stuart Bowers, director del software del Autopilot, el sistema de conducción semi-autónoma de Tesla, ha dejado la compañía después de que Elon Musk decidiera reestructurar todo el equipo.

Durante los tres últimos meses han surgido varios reportes de que el CEO de Tesla, perdiendo la paciencia con los pocos avances en el area de conducción autónoma durante 2019, decidió reorganizar toda el area y tomar personalmente el control.

En mayo de 2019, Electrek publicó un artículo detallando los cambios: "De acuerdo a varias fuentes, Stuart Bowers —director de software de Autopilot—, perdió varias de sus responsabilidades. Ahora algunas personas en su equipo fueron ascendidos y reportan directamente a Musk. Entre ellos, Milan Kovac, un ingeniero de software que ha tenido varios puestos en el equipo de Autopilot".

En julio de este año, The Information también hizo un reporte similar, asegurando que varios ingenieros con alto cargo dentro del equipo han salido: Frank Havlak, quien llevaba cinco años en el equipo, Nenad Uzunovic, trabajando dos años y medio en Tesla, Drew Steedly, quien estaba al frente del equipo de percepción del Autopilot y Ben Goldstein, al frente del equipo de simulación, quien se fue a General Motors.

Aún con todo estos cambios, no era claro si Bowers habría dejado Tesla. Pero ahora se confirma que se fue despedido de la compañía y está trabajando en una firma de inversión en Silicon Valley.

La agenda agresiva de Elon Musk

Elon Musk está empujando muy agresivamente a lograr la conducción autónoma total en la flota de vehículos de Tesla para finales de 2019 y aparentemente muchos de los ingenieros y directivos dentro de la empresa no estaban de acuerdo con sus promesas.

Es muy seguro decir que cumplir el plazo será imposible, pues parte fundamental para lograrlo es el retrofit del ordenador Full Self-Driving o Hardware 3.0, en cientos de miles de vehículos que tienen la capacidad —por medio de los sensores en el exterior del coche— pero que venían con el Hardware 2.0 o Hardware 2.5 instalado. Dichos reemplazos aún no se han empezado a hacer.

A partir de mediados de abril, todos los Model 3, Model S y Model X vienen con el ordenador Full Self-Driving pre-instalado, pero sin ofrecer más autonomía que el Hardware 2.5.

De hecho Musk explicó que no empezarán con el retrofit hasta que las capacidades de conducción autónoma del software requieran de más poder computacional, cosa que aún no sucede.

El software versión 10 de Tesla finalmente activará el convocar inteligente que permite que el coche pueda salir de su plaza y acercarse al dueño del vehículo dentro de un parking de forma automática. El primero de decenas de pasos antes de lograr que la conducción autónoma total sea una realidad.

Probamos el 'Navigate on Autopilot' en autopistas españolas