El diario norteamericano Bloomberg asegura que Samsung, el mayor fabricante de smartphones del mundo, habría finalizado el rediseño del Galaxy Fold, su primer teléfono móvil plegable.

La publicación señala que Samsung se encuentra, actualmente, en las últimas etapas del desarrollo –previas a la producción comercial del teléfono–, pero todavía no se ha determinado cuándo volverá el producto a las tiendas.

Samsung decidió posponer la venta del Galaxy Fold tras los incidentes registrados en las unidades cedidas a medios norteamericanos como The Verge, CNBC y Bloomberg. Algunos de estos modelos comenzaron a fallar tras la retirada de un plástico protector; otros, en cambio, mostraron desgaste y errores pese a no haber retirado dicha película protectora.

Las fuentes consultadas por Bloomberg aseguran que las nuevas versiones del Galaxy Fold integran la película protectora bajo los marcos del terminal, lo que dificulta su retirada por parte de los consumidores. También señalan que el fabricante ha realizado modificaciones en la bisagra del terminal.

Según Bloomberg, Samsung comenzará la producción de este teléfono en las próximas semanas. La fecha de lanzamiento aún no ha sido determinada, pero es improbable que coincida con el lanzamiento del Galaxy Note 10, cuyo anuncio se espera que se produzca el próximo 7 de agosto en Nueva York.

El Galaxy Fold debió llegar a las tiendas el pasado mes de mayo, pero los incidentes registrados en las unidades de prueba obligaron a la corporación coreana a cancelar temporalmente su lanzamiento. En Europa, su precio oficial era de de 2.000 euros (1.980 dólares en EE.UU.), una cifra que duplica la de su smartphone de referencia, el Galaxy S10.

DJ Koh, máximo responsable de la división de telefonía de Samsung, reconoció en una entrevista que la situación en torno al Galaxy Fold ha sido vergonzosa. "Lo impulsé [su lanzamiento] antes de que estuviera listo".