"Apolo 11 fue una de las cosas más inspiradoras de la historia", es como empieza una entrevista a Elon Musk, CEO de SpaceX y Tesla en la revista Time. Entre muchas otras cosas explicó por qué cree que podemos volver a la Luna en menos de dos años.

"Mantuve mis esperanzas en todo lo que sucedería después de esa misión: una base en la Luna, enviar personas a Marte y para 2019 viajar a los satélites de Júpiter. Si preguntáramos a las personas en 1969, es lo que esperarían".

"Pero aquí estamos en 2019 y los Estados Unidos no tiene la capacidad de enviar personas a órbitas bajas de la Tierra".

Musk explicó en la entrevista que creía que SpaceX no tendría éxito y que sería un fracaso. Según explica, la idea que tuvo en un principio era "perder" el 50% del dinero que hizo vendiendo PayPal financiando un proyecto que enviaría una misión no tripulada a a Marte llamada "Mars Oasis" para intentar establecer un invernadero en el planeta, una excusa para emocionar a la sociedad estadounidense, que presionen al Congreso, aumenten el presupuesto de la NASA y así enviar una misión a Marte.

Pero son otras épocas y SpaceX está involucrado en varios proyectos de exploración espacial incluyendo el sistema de transporte interplanetario, un ambicioso plan con financiación privada para llegar a otros planetas. El primer paso sería volver a la Luna:

"Esto suena loquísimo, pero creo que podríamos llegar a la Luna en menos de dos años con un vehículo no tripulado y enviar personas a nuestro satélite en cuatro años como mínimo".

Pero el objetivo a largo plazo de la compañía no es la Luna sino otros planetas. "Realmente queremos tener un vehículo capaz de enviar equipo, instrumentos e infraestructura a la Luna y a Marte, poder montar una base lunar completa y permanentemente ocupada […] por eso estamos construyendo nuestros cohetes reusables lo más rápido posible, para lograr eso".

Musk asegura que su plan de acción con SpaceX, al menos desde un punto de vista filosófico, se basa en una de las frases más populares de Douglas Adams en La guía del autoestopista galáctico: "El universo es la respuesta, ¿dónde están las preguntas?".