La serie Juego de Tronos ha terminado. Y aunque su último episodio ha cosechado opiniones muy polarizadas, sin duda se trata del final de una era y de una de las mejores series en la historia de la televisión. Sabemos bien que el título de HBO tomó su propio rumbo y que la historia fue mucho más allá de lo escrito hasta ahora por George R.R. Martin, por tanto, así como muchos personajes no aparecen en la adaptación, muchos otros han tenido destinos muy distintos.

Acá repasamos algunos de los personajes más destacados que en la serie creada por David Benioff y D.B. Weiss han muerto pero que en las novelas continúan con vida. Por supuesto te advertimos que por la naturaleza del artículo hablaremos de todo lo ocurrido en las 8 temporadas que conforman a Juego de Tronos y de los libros publicados hasta el momento, por tanto no sigas leyendo si no quieres spoilers.

Jayne Westerling / Talisa de Volantis

Pese al funesto destino que este personaje tuvo en la serie televisiva, Jayne (llamada Talisa en la adaptación) está viva en las novelas. Ella proviene de una casa noble aunque pobre y se enamora de Robb; poco después se casan, escribiendo así la traición que Walder Frey no perdonaría. En los libros Jayne no asiste a la boda de Edmure Tully y Roslin Frey para evitar más tensión, por tal motivo sobrevive a la llamada Boda roja. Otra diferencia es que mientras Talisa estaba embarazada, Jayne no, aunque sí fue obligada a permanecer soltera durante dos años para garantizar que no había quedado embarazada de su difunto marido y poder casarse de nuevo —eso sí, todo esto por iniciativa de su madre—.

Jojen Reed

La larga travesía de Bran para conocer al Cuervo de tres ojos cobró la vida de Jojen Reed —sí, y más tarde la de Verano y el buen Hodor—. Sin embargo, en los libros el hermano de Meera sí logra llegar a la caverna aunque poco después se deprime y expresa que quiere volver a casa pues al parecer tuvo un funesto sueño de verdevidente.

Pyp y Grenn

Estos amigos de Jon, pertenecientes a la Guardia de la noche siguen con vida en las novelas y, sí, cumpliendo su juramento —porque la Guardia sigue en pie—. En la serie su final fue escrito en la batalla de la Guardia contra los Salvajes comandados por el sorprendente Mayce Rayder.

Shireen Baratheon

Shireen Baratheon

La pequeña hija de Stannis Baratheon fue sacrificada por su padre a petición de Melisandre antes de la Guerra de los bastardos. Y aunque la vida de Shireen tampoco es sencilla en las novelas, sobre todo por su enfermedad psoriagrís, ella está viva. De lo último que sabemos de Shireen es que junto a su bufón, Caramanchada, se encuentra en el Castillo Negro, que asiste a la boda de Alys Karstark con Sigorn —una chica noble del norte que se casa con un líder salvaje— y que baila entusiasmada con uno de los caballeros de su padre.

Xaro Xhoan Daxos

Este famoso mercader de Qarth de nombre impronunciable en la serie es castigado severamente por Dany —fue encerrado en una de sus enormes bodegas de riquezas—, pero en los libros sigue con vida haciéndose cada vez más rico. Eso sí, la última vez que aparece en las novelas tampoco está en buenos términos con la Madre de dragones, pues le declara la guerra a Dany luego de que ella rechazara su ayuda para retirarse de la Bahía de los Esclavos hacia Poniente.

Mance Rayder

El conocido Rey más allá del Muro murió en la temporada 5 al no arrodillarse ante Stannis. Algo similar sucede con él en las novelas, sin embargo, Melisandre le dice a Jon que quien murió en realidad fue Casaca de matraca, otro salvaje, quien llevaba un rubí encantado para imitar la apariencia de Mance. Luego él junto a seis mujeres de las lanzas (guerreras salvajes) van a Invernalia para recuperar a Arya, es decir a la supuesta Arya que está en manos de Ramsay. Aunque Mance y las guerreras liberan a Theon y Jayne, es capturado como prisionero del terrible Ramsay.

Ramsay Bolton

Porque sí, pese a la gran venganza que Sansa y los demás tuvieron —tuvimos— en la sexta temporada, luego de que fuera derrotado en la Guerra de los bastardos, en los libros el sádico Ramsay sigue con vida, con Mance como prisionero, como vencedor en la guerra contra los norteños y Stannis. Él le exige a Jon que le devuelvan a su esposa, a su Hediondo (Theon) y que además le entregue a Shireen Baratheon, a Melisandre, a Val (la esposa de Mance) y a Selyse Florent, la esposa de Stannis.

Rickon Stark

Sabemos bien que en la famosa Batalla de los bastardos Rickon pierde la vida gracias, de nuevo, a Ramsay Bolton —y sí, por no correr en zig-zag, aunque ese es otro tema—. A diferencia de este final fatal en las novelas Rickon y Osha siguen su trayecto. Y es que tal como vimos en la serie los caminos de Rickon y Bran se separan en un punto, sin embargo, ellos siguen con vida —o al menos eso se cree— en una isla llamada Skagos. Esto lo dijo Jon quien que tuvo un "sueño de lobos" y vio a través de Fantasma al propio lobo huargo de Rickon, Peludo —quien también murió en la serie a manos de Ramsay—. Lo último que se sabe del pequeño Stark es que Ser Davos va a buscarlo a esa isla remota para volver con él y reclamar su posición en Invernalia.

Tommen Baratheon

El pequeño de los hermanos Baratheon —hijos de los gemelos Lannister— es un personaje que además de seguir vivo, es demasiado bueno y noble para ese mundo lleno de codicia y sed de poder. Con mucha menor edad, pero igual de dulce y tierno que en el show, Tommen está al frente de los Siete reinos pero al servicio del Consejo privado, quien actúa bajo sus propios intereses.

Jorah Mormont

Una de las muertes más sentidas de la última temporada de la serie sin duda fue la de este Mormont exiliado, el aliado y enamorado de Daenerys. Ser Jorah, tanto en los libros como en el show hace un viaje de regreso hacia su Khalessi con la esperanza de que perdone su traición. En su camino se encuentra con Tyrion y tienen sus propias aventuras. Sin embargo, él sigue con vida y unido a los Segundos hijos, una compañía de mercenarios de las Ciudades libres.

Melisandre

Otra caída en la Guerra de Invernalia, aunque sin ninguna explicación de su muerte, fue la Mujer roja. En los libros, en cambio, Melisandre sigue con vida y se encuentra al lado de Jon, con el firme propósito de ganarse la confianza de este. A pesar de que sus visiones han resultado ciertas y que Jon confía un poco más en lo que le dice, la bruja no se ha ganado plenamente al buen Nieve.

Olenna Tyrell

Uno de los personajes más fuertes y aguerridos —aunque de cuello blanco— fue sin duda la señora de Altojardín. Y, a pesar de tener grandes enconos con Cersei, doña Olenna sigue con vida y su Casa intacta. Lo último que sabemos de ella en los libros es que regresó a su hogar luego de la boda de Tommen y Margaery —por que sí, esta última también está viva y no ha sido víctima de ningún atentado con fuego valyrio—.

Si alguna vez existe 'Vientos de inverno'

Si en algún momento llega a ser publicada la sexta novela de Canción de hielo y fuego sabremos lo que sigue para los personajes acá descritos. Claro que, muchos otros también siguen con vida, sobre todo ahora que ha terminado la serie de televisión. Tales como: Meñique, quien fue aniquilado por las hermanas Stark, el tío Benjen Stark, que en la serie apareció como mitad wight-mitad humano, Thoros de Myr, Misandei, los propios gemelos Lannister, Cersei y Jaime y, sí, por supuesto, Daenerys y sus dos dragones Viserion y Rhaegal. Otro personaje que sigue con vida —o como se le pueda llamar— es Catelyn Tully o, mejor dicho, Lady corazón de piedra, quien se queda al mando de la Hermandad sin estandartes y en la búsqueda frenética de venganza por lo ocurrido a Robb y su ejército en la Boda roja —un personaje que todos los fans de la serie esperábamos con ansias pero que nunca pudimos ver—.