A más de un año del escándalo de Cambridge Analytica, en el que se pudo acceder a los datos personales de casi 60 millones de usuarios por medio de una aplicación disfrazada, Facebook anunció cambios a sus políticas de plataforma para impedir aplicaciones de utilidad mínima, como los "test de personalidad".

Eddie O'Neil, responsable de la plataforma, reveló en el blog de desarrolladores que se removerá el acceso a un número determinado de APIs a partir de julio de este año. Del mismo modo, las nuevas Políticas de la Plataforma determinan que aplicaciones, como las pruebas de personalidad, pueden no estar permitidas.

Es posible que las aplicaciones con una utilidad mínima que proporcionen predicciones, evaluaciones o resultados similares para el usuario, no estén permitidas en la Plataforma.

Por ejemplo, las aplicaciones que proporcionan (o pretenden proporcionar) a los usuarios evaluaciones de personalidad, atributos personales, rasgos de carácter, tendencias de comportamiento o cuya funcionalidad principal implica realizar predicciones sobre quién es el usuario, pueden no estar permitidas.

El cambio necesario llega 13 meses después de conocerse que la aplicación ThisIsMyDigitalLife y otras aplicaciones disfrazadas de test de personalidad, fueron usadas por Cambridge Analytica para robar los datos de millones de usuarios y utilizarlos para influir en las elecciones presidenciales de Estados Unidos en 2016.

Sumado a este ajuste, Facebook también reveló que los permisos de usuario aprobados previamente, caducarán si no han sido utilizados en 90 días. El acceso a los permisos vencidos será revocado.

La empresa dijo que, posteriormente, se encargará de revisar y auditar las aplicaciones en términos de permisos, eliminando aquellos que no hayan utilizados. Como ocurre con los temas de políticas, Facebook se comprometió nuevamente a lanzar una actualización significativa en los próximos meses.

👇 Más en Hipertextual