Mark Zuckerberg afirmó en su comparecencia en el Senado y en el Congreso de Estados Unidos que Facebook estaba investigando aplicaciones de terceros que pueden ser sospechosas por recabar datos de usuarios de manera ilícita. El escándalo de Cambridge Analytica puso de relieve cómo una sola aplicación pudo haberse hecho con la información personal de más de 87 millones de personas.

Aleksandr Kogan fue el creador de la app ThisIsMyDigitalLife que ha provocado una gran polémica por la privacidad de los datos y que ha marcado un antes y un después en Facebook. Sin embargo, parece ser que Cambridge Analytica utilizó otras aplicaciones para recabar información. Así lo ha afirmado la ex empleada de la empresa británica Brittany Kaiser, quien compareció en el comité selecto de medios digitales, cultura, medios y deportes de Reino Unido con motivo del escándalo.

En su declaración, Kaiser señaló que la empresa utilizó y diseñó otros cuestionarios de personalidad para extraer datos a través de Facebook y que ThisIsMyDigitalLife es solo un ejemplo.

"Los conjuntos de datos y cuestionarios de Kogan/GSR no fueron los únicos cuestionarios y conjuntos de datos conectados con Facebook que utilizó Cambridge Analytica. Soy consciente, en términos generales, de una amplia gama de encuestas realizadas por Cambridge Analytica o sus socios, generalmente con un inicio de sesión en Facebook, por ejemplo, el cuestionario 'Sex Compass'", escribió la antigua empleada de la compañía en el testimonio escrito y añadió que otra identificada con el mismo fin es "Personalidad Musical".

Así que sé, al menos de esos dos ejemplos, la versión musical y la brújula sexual, que eran cuestionarios que estaban separados del cuestionario de Aleksandr Kogan. Por lo tanto, se puede inferir o dar a entender que hubo muchas personas adicionales en comparación con las pruebas de Aleksandr Kogan que pueden haber sido comprometidas.

La ex empleada de la comapañía británica ha vuelto a encender las alarmas por el número de afectados. Los primeros informes apuntaron a que los datos de 50 millones de personas se vieron comprometidos. Posteriormente, el antiguo trabajador Christopher Wylie dio más detalles sobre el escándalo y señaló que las víctimas eran muchas más.

Facebook admitió la corrección y anunció que, en total, más de 87 millones de usuarios de la red social habían sido objetivo de Cambridge Analytica. Sin embargo, el testimonio de Brittany Kaiser vuelve a poner en duda la cifra real de afectados.

"No conozco los detalles de estas encuestas ni cómo se adquirieron o procesaron los datos", destacó Kaiser, "pero creo que es casi seguro que la cantidad de usuarios de Facebook cuyos datos se vieron comprometidos a través de rutas similares a las utilizadas por Kogan es mucho mayor que 87 millones; y que tanto Cambridge Analytica como otras compañías y campañas estuvieron involucradas en estas actividades.

Por su parte, Facebook informó que en un comunicado que siguen investigando las aplicaciones que tenían acceso a grandes cantidades de datos y que realizarán una auditoría para identificar actividades sospechosas. Si encuentran casos en los que se hizo un mal uso de la información, se prohibirá la app y avisarán a todos los afectados.

De nuevo, las evidencias de antiguos trabajadores muestran que el escándalo de Cambridge Analytica y Facebook es algo más grande de lo que pensábamos. Si las primeras investigaciones ya fueron motivo de crisis para la plataforma y ahondaron en la preocupación de muchas personas por la seguridad de sus datos, los descubrimientos ponen de relieve que los afectados no hacen más que aumentar y que la empresa británica pudo no haber dicho toda la verdad sobre sus actividades para recabar información.