La Comisión de Mercados y Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) ha solicitado este lunes a un tribunal federal de Manhattan que Elon Musk sea condenado por desacato al acuerdo por fraude que pactó el año pasado.

Los reguladores de la SEC lo acusan de haber cometido "una flagrante violación" de la orden judicial para que las comunicaciones escritas del CEO Tesla sean aprobadas previamente por publicar un tweet el pasado 19 de febrero sobre los objetivos de producción de Tesla sin previa autorización, en el que afirma que serán ensamblados alrededor de 500.000 coches en 2019.

El pasado mes de septiembre, Musk llegó a un acuerdo con la SEC que le prohibe usar las redes sociales para divulgar información que puede ser considerada material para los inversores de Tesla sin previa autorización de la compañía. El acuerdo fue pactado para resolver una demanda de fraude por haber publicado en agosto que Tesla tenía suficientes fondos para convertirse en una empresa privada, lo cual la SEC calificó de engañoso para los inversores.

Como parte del acuerdo, Musk se vio obligado a renunciar como presidente de la compañía, él y Tesla acordaron pagar 20 millones de dólares cada uno en multas y Tesla publicó en diciembre una nueva política de comunicaciones para sus ejecutivos senior. Además, el CEO acordó que todas sus comunicaciones escritas que podrían afectar significativamente al fabricante de coches eléctricos serían aprobadas por la empresa antes de ser publicadas, para lo cual le fue designado un abogado interno.

"Por lo tanto, es sorprendente saber que, en el momento de presentar la moción instantánea, Musk no había solicitado una aprobación previa para uno solo de los numerosos tweets sobre Tesla que publicó en los meses posteriores a la política de aprobación previa ordenada por el tribunal entró en vigencia", indicó la SEC en el documento que ha presentado este lunes, según recoge Reuters.

La SEC añadió, según recoge por su parte The Verge:

Si Musk simplemente hubiera cumplido con la orden de la Corte y con la Política de Comunicaciones para los Ejecutivos Senior de Tesla ordenada por la Corte, el Asesor de Valores Designado [abogado] presumiblemente habría detectado que su declaración era incorrecta antes de ser publicada, y Musk no habría difundido nuevamente información inexacta sobre Tesla a 25 millones de personas [sus seguidores].

La semana pasada, el CEO de Tesla declaró que la petición de desacato de la SEC era un abuso de "poder inconstitucional" y aseguró que el tweet en cuestión no contenía información que afectara el precio de las acciones de Tesla. Tampoco es la primera vez que hace publicaciones o declaraciones públicas negativas sobre la comisión desde que lo sancionó el año pasado.

Ambas partes y la corte tienen hasta el 26 de marzo para decidir si realizan una audiencia para limar sus asperezas. Según la SEC, no considera necesario tal audiencia dado que los hechos del caso no están en disputa. La SEC podría imponer una multa mayor a Tesla o más restricciones a las actividades de Musk, como retirarlo de la junta administrativa o del mando de la automotriz.

👇 Más en Hipertextual