20 millones de dólares y dejar la presidencia de Tesla. Esas fueron las sanciones que recibió Elon Musk por haber insinuado en Twitter que tenía asegurada la financiación para convertir a Tesla en compañía privada. La SEC fue la comisión encargada de imponer el castigo, sin embargo, parece que al ejecutivo le importa poco la gravedad de la situación.

Musk volvió a utilizar su cuenta de Twitter, ahora para burlarse del mismo organismo que lo sancionó hace apenas unos días. Las siglas de la SEC significan "Securities and Exchange Commission" (Comisión de Bolsa y Valores​​), pero el director de Tesla las cambió por "Shortseller Enrichment Commission" (Comisión de enriquecimiento en corto plazo). En tono sarcástico deseó que la agencia esté realizando un trabajo "increíble".

Poco después, un usuario de la misma red social le dijo a Musk que necesitaba un equipo de social media para atraer la atención del público sin molestar a la "Comisión de enriquecimiento en corto plazo", a lo que el CEO respondió: "Perdón por el error tipográfico. Eso fue imperdonable. ¿Por qué estarían molestos por su misión? Es lo que hacen."

CNN se ha puesto contacto con la SEC. La comisión se limitó a mencionar que no han cambiado su nombre y dejó claro que no se pronunciarán más sobre lo sucedido. Después de la publicación del tuit las acciones de Tesla cayeron en un 2%, lo cual vuelve a dejar en evidencia que los accionistas no están conformes con el comportamiento del directivo.

Fue el pasado 29 de septiembre cuando la SEC sancionó al fundador de Tesla. La comisión lo ha obligado a renunciar a la presidencia de la compañía automotriz y a pagar una multa de 20 millones de dólares. A pesar de las complicaciones se mantendrá como CEO. Es poco probable que la agencia tome medidas drásticas por las publicaciones de hoy, pero no deja de llamar la atención que Elon Musk siga realizando publicaciones irresponsables.