Los Galaxy Fold de Samsung han sido sometidos, según la compañía surcoreana, a más de 200.000 aperturas y cierres –lo que equivale a unas 100 aperturas y cierres diarios a lo largo de cinco años–. La prueba, mostrada en un vídeo publicado por la compañía, requiere una semana para completarse.

La durabilidad es una de las mayores incógnitas en torno al Samsung Galaxy Fold –y cualquier teléfono plegable–. El uso de recubrimientos de plástico y tecnologías de pantalla completamente nuevas ha levantado la voz de alarma sobre un posible envejecimiento acelerado del producto, cuyo precio casi duplica el del Galaxy S10.

Sin embargo, el vídeo y las estadísticas publicadas por Samsung insisten en que los controles de calidad de la firma surcoreana son lo suficientemente avanzados como para detectar y prevenir cualquier tipo de rotura o deterioro inapropiado del producto.

El primer teléfono plegable de Samsung llegará a Europa el próximo mes de mayo con un precio de 2.000 euros. Se espera que la compañía surcoreana continúe evolucionando esta tendencia con la introducción de nuevos modelos a lo largo de los meses.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.