LG ha presentado en su evento dentro del marco del MWC 2019 su G8 ThinQ, el smartphone que viene a tomar el relevo de esta línea de la marca y que lo hace con interesante propuestas como un control por gestos en el aire que permitirá ejecutar ciertas acciones sin la necesidad de tocar el teléfono físicamente o la implementación de una emisión del sonido a través del propio panel OLED.

Bajo el capó cuenta con especificaciones que, como el también hoy presentado V50 ThinQ 5G, enmarcan al dispositivo dentro del rango premium del mercado, tales como el procesador Snapdragon 855 de Qualcomm o 6 GB de RAM que irán acompañadas de 64 o 128 GB de almacenamiento interno, según el modelo. Todo ello se encuentra encapsulado bajo un panel OLED de 6,2 pulgadas.

De la misma manera que ocurre con su hermano mayor, la batería ha sufrido un notable aumento para poder ofrecer al usuario un mayor tiempo sin tener que pasar por el enchufe. La cámara cuenta en su mejor configuración –difiere según territorios entre dos y tres lentes en su parte trasera– con una triple cámara (gran angular, estándar y telefoto) a su espalda y una única en su frontal, la cual incorpora un sistema ToF para, entre otras cosas, ofrecer un reconocimiento facial en 3D más rápido y fiable.

Controlar el móvil sin tocarlo

En el G8 ThniQ LG ha introducido también un sistema de desbloqueo del teléfono mediante la lectura de la mano –de las venas de la palma, concretamente–, que aprovecha el mencionado sistema ToF. Esto permite también efectuar controles sobre el teléfono sin tener que tocarlo de manera física (con un gesto hacia la izquierda se sube el volumen, con uno hacia la derecha se baja, juntando todos los dedos se hace una captura de pantalla, entre otros) en lo que es una curiosa aproximación a una navegación más inteligente.

Otros de los añadidos que ofrece este smartphone son la capacidad para emitir el sonido a través del panel OLED o la posibilidad de controlar el desenfoque del fondo cuando se está grabando vídeo con la cámara frontal, dos particularidades que no hacen sino tornar más interesante esta propuesta de LG.