Black Mirror: Bandersnatch, esconde mucho más de lo que uno podría imaginar en un primer momento. Y no hablamos de los distintos finales ocultos –o inaccesibles, directamente– que la plataforma de contenido en streaming ha escondido a lo largo de las más de cinco horas de metraje que se grabaron para poder dar salida a todas las decisiones que el espectador tiene que enfrentar en los momentos clave, sino del tratamiento de los datos recogidos a través de este formato.

Si bien ya era sabido que Netflix recolectaba los datos obtenidos en la película, algo que nos ha permitido conocer algunas curiosidades relacioanadas con ellos, hasta el momento no se conocía exactamente cuál era la información recogida. Ahora Michael Veale, un investigador del University College de Londres, ha pedido estos datos a la compañía en concordancia con el Reglamento General de Protección de Datos europeo (GDPR) para saber todo lo que el servicio sabe acerca de nuestras decisiones en Bandersnatch.

Desde cada elección hasta el momento preciso en que se tomó

Tras intercambiar unos emails con Netflix, a Veale le fueron proporcionados unos documentos en los que se explicaba el funcionamiento de esta recolección de datos y cuáles fueron sus elecciones en particular. De esta manera, la plataforma afirma que las decisiones que un usuario toma en Bandersnatch son utilizadas, como bien saben aquellos que ya la han visto, para encauzar la historia hacia un punto u otro. Sin embargo, también reconocer hacer uso de los datos de manera agregada, en conjunto, para "determinar cómo mejorar este modelo narrativo en el contexto de una serie o película, por ejemplo".

Lo más interesante de todo esto se encuentra, por supuesto, en los datos concretos que recopila Netflix, de los cuales no se conoce cuánto tiempo permanecen almacenados por la firma. Tras la solicitud, tal y como muestra Veale en los documentos proporcionados, la empresa le ofreció sus datos concretos de visualización, los cuales muestran con detalle el transcurso de su visionado.

Estos muestran no solo las decisiones que se fueron tomando durante la película, sino también otro tipo de información adicional como si esa opción había sido ya explorada anteriormente, el dispositivo desde el que se estuvo viendo el contenido ("www", en este caso, significa que lo hizo desde el navegador web), la fecha en la que se produjo dicho visionado, así como la hora de este. Una gran cantidad de datos que, a nivel mundial, proporcionan a Netflix materia prima con la que poder trabajar en diferentes direcciones.

No son pocos los que han especulado con que el servicio pudiera hacer uso de este tipo de contenido con distintos fines comerciales –proporcionando a la compañía los datos de qué usuarios escogen un producto antes que otro, por ejemplo–. Estudios de mercado, en definitiva, ejecutados a gran escala y con los que la compañía podría explorar todo un nuevo y lucrativo panorama a través de datos que servirían para mejorar el servicio en sí de cara a lo que ve el usuario, pero también para mucho más.

A continuación puedes ver nuestra entrevista con los protagonistas y creadores de la película:

👇 Más en Hipertextual