En mitad del caos de la limitación de las licencias VTC en algunas de las regiones de España, especialmente en Madrid y Barcelona, Uber ha dedicido dar un nuevo paso en su conquista y estrenar su servicio en Valencia. Este crecimiento se anuncia meses después de su aterrizaje en Málaga y otras regiones de Andalucía.

A partir de mañana, 15 de enero, a las 8:00 horas, los coches de Uber empezarán a circular por la capital Valenciana. Asímismo, la tecnológica ha confirmado que en las próximas semanas también comenzará operaciones en Alicante y Elche.

Hipertextual se ha puesto en contacto con Uber para conocer el número de vehículos que operarán bajo la enseña en Valencia; de momento, según explican desde Uber, esta cifra es confidencial. El motivo se encuentra en el hecho de que su principal rival en Valencia, Cabify, lleva operando desde 2014. La pugna por el mayor número de licencias de operación es, sin duda, una de las batallas que mantienen abiertas ambas entidades. En este momento, existen aproximadamente 4.581 taxis en la Comunitat y algo más de 236 licencias VTC. Ese escueto número ahora cuenta con dos jugadores en el mercado.

De momento, la actividad de Uber y Cabify en Valencia cuenta con el visto bueno de las Administraciones. O, al menos, no está sancionada como en Barcelona. A la espera de que se resuelva el asunto en la Generalitat, lo más probable es que a partir de 25 de enero, Barcelona obligue a estas compañías a operar solo bajo petición a la aplicación de, mínimo, 6 horas. El principio del fin para muchas de estas compañías, según sus propias previsiones.

Bajo la amenaza de una huelga durante la celebración del Mobile World Congress, de momento, la Administración ha cedido al taxi. En este contexto, en Madrid ya se ha anunciado una para de la actividad del taxi en Madrid. Justo días antes de la celebración de Fitur, uno de los eventos de más importancia para la capital ¿Su objetivo? Conseguir el mismo efecto en Madrid para evitar, entre otras cosas, que las licencias de Barcelona operen en la capital. Según algunas de las patronales del taxi más activas en lucha contra Uber y Cabify, Valencia también se estaría preparando para regular de forma muy restrictiva el sector en la región.