Las empresas de transporte privado Uber y Cabify podrían abandonar Barcelona si los taxistas aprueban el nuevo acuerdo que les ha ofrecido la Generalitat. Así lo ha anunciado el presidente de UNAUTO-VTC en Cataluña, Josep Maria Goñi, después de la reunión sostenida este martes con el consejero de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Damià Calvet.

Los taxistas de Barcelona no han cesado la huelga tras el encuentro de varias horas con Calvet. El líder de los taxistas, Alberto Álvarez, ha informado que la huelga indefinida será suspendida hasta después de la asamblea con sus colegas mañana miércoles a las 11.00 (horas local), en la que decidirán si aceptan o no la oferta del Gobierno de Cataluña.

El decreto de ley propuesto suprimiría la capacidad de los servicios con licencia VTC, como Uber y Cabify, de utilizar la geolocalización, obligaría a que sean precontratados con al menos 15 minutos de anticipación y prohibiría que este tipo de vehículos se estacionen en las calles.

No obstante, el portavoz de Élite Taxi, Alberto Álvarez, dijo que el Área Metropolitana de Barcelona (AMB), presidida por la alcaldesa Ada Colau, redactará un reglamento antes de las elecciones municipales en el que la precontratación del servicio será establecida de 15 minutos, pero dejará que los gobiernos locales decidan si es de hasta una hora.

"La Generalitat de Catalunya ha cedido finalmente al chantaje del sector del taxi, que no ha dudado en secuestrar de nuevo la ciudad de Barcelona y emplear la violencia para seguir blindar su monopolio", ha declarado Unauto VTC en un comunicado de prensa enviado por correo electrónico a Hipertextual, y añade:

Las restricciones anunciadas suponen la desaparición en Catalunya del sector de las VTC, que lamentablemente no podrán seguir dando servicio a los millones de ciudadanos que nos eligen cada día, y la destrucción de más de 3.000 empleos.

De acuerdo con la asociación, estudiarán todas las medidas legales para luchar contra esta regulación. Ante esta situación, los conductores de Uber y Cabify en Barcelona han amenazado con bloquear el inminente Mobile World Congress.

Uber abandonará Barcelona en cuanto la medida entre en vigor, según ha confirmado La Vanguardia. Por su parte, Marta Plana, la responsable de regulación global de Cabify, inicialmente dijo que también se irían de Barcelona, pero luego la empresa aclaró en un tweet que no han tomado una decisión definitiva al respecto.

En Madrid, por contra, la situación se vuelve más complicada por momentos. El acuerdo de los taxis en Barcelona, ha puesto –aún más si cabe– en pie de guerra a los taxis de la capital. Las diferentes gremiales han anunciado que, si mañana antes de las 10:00 (hora local) no se ha llegado a un acuerdo con Ángel Garrido, presidente de la Comunidad de Madrid, en el que la precontratación sea similar a la de Barcelona, bloquearán cualquier acceso a FITUR (Feria Internacional de Turismo).