El estreno de Glass, la película del director indoestadounidense M. Night Shyamalan con la que ha terminado la trilogía compuesta también por las El protegido (2000) y Split (2016), nos ha traído unas cuantas revelaciones, desde la confirmación de una teoría propiciada por el sorprendente final de la segunda y cuál es el verdadero meollo de la historia, que tampoco estaba escondido, hasta que los cameos de Shyamalan son con el mismo personaje en los tres filmes. Y, dándole vueltas a este universo cinematográfico, John Orquiola ha propuesto en Screen Rant la existencia de un curioso huevo de pascua oculto en El protegido: la aparición de Kevin Wendell Crumb, villano al que interpreta James McAvoy en Split.

Siguiendo las hipótesis de Elijah Price (Samuel L. Jackson), el superheroico David Dunn (Bruce Willis) se aposta en mitad de un pasillo del estadio de béisbol donde es guardia de seguridad, permite que las personas que transitan por allí le rocen, como de esta manera usa más tarde sus poderes intuitivos en la estación de ferrocarril de Filadelfia para saber quién ha realizado actos reprensibles y da con una ladrona de joyería, un racista violento, un violador y el asesino que irrumpe en hogares ajenos y al que hace frente después. Pero en el estadio sólo intuye que un sujeto trapichea con drogas en el recinto deportivo y, en primer lugar, a una madre maltratadora que lleva de la mano a su pobre hijo.

kevin wendell crumb el protegido
Universal

Por las explicaciones posteriores de Shyamalan, estamos al tanto de que su plan original para El protegido era que David Dunn se encarase con la Horda de Kevin Wendell Crumb en el último tramo de la obra, pero suprimió el encuentro para centrarse en el origen como superhéroe del protagonista, su drama íntimo y la revelación como supervillano de Mr. Glass; y por Split, de que el trastorno de identidad disociativo que padece Kevin, del que le trata la doctora Karen Fletcher (Betty Buckley), se lo ocasionó el maltrato cotidiano de su madre. Así las cosas, no resulta ningún desatino plantear que el cineasta nos metió a este personaje en el primer filme de la trilogía, y que vimos ya en él al villano de Split sin ser conscientes de ello.

👇 Más en Hipertextual