Facebook se ha rendido con el proyecto Aquila, un sistema de drones solares autónomos para llevar Internet a zonas remotas, pero tiene otro as bajo la manga. La empresa de Mark Zuckerberg lleva meses planeando junto con Airbus probar drones solares en Australia.

De marzo a septiembre de 2018, Airbus se reunió con la Autoridad Australiana de Seguridad de la Aviación Civil (CASA) al menos 18 veces para obtener la aprobación de las pruebas y recibió un certificado de operador de drones el 19 de septiembre de 2018, de acuerdo con un documento obtenido por NetzPolitik, el cual solicitó bajo la Ley de Libertad de Información de Australia.

Dichas pruebas serían realizadas en el aeródromo de Wyndham, en Australia Occidental, en noviembre y diciembre pasado. La carga útil para el avión no tripulado debía ser proporcionada por Facebook, según el documento. Sin embargo, no está claro si las pruebas fueron efectivamente llevadas a cabo, pues las minutas de las reuniones señalan que tuvieron que ser retrasadas varias veces.

En abril de 2018, Facebook y Airbus se reunieron con reguladores europeos para hablar sobre el suministro de conectividad con drones Zephyr. En Europa, este proyecto podría ser empleado con un enfoque en ciudades inteligentes, indicó un funcionario de la Comisión Europea en un correo electrónico compartido por NetzPolitik.

Anteriormente, Airbus y Facebook ya habían colaborado en sistemas de comunicación para drones satelitales.

Zephyr de Airbus

El Zephyr de Airbus es un modelo diseñado para "misiones de defensa, humanitarias y ambientales". Similar al Aquila de Facebook, es un pseudo satélite de gran altitud (HAPS, por sus siglas en inglés), que utiliza energía solar y puede volar durante semanas. El año pasado, estableció un récord de vuelo de 26 días.

La versión Model S elegida por Facebook tiene una envergadura de 25 metros, puede operar a una altitud de hasta 20 km y utiliza una radio de onda milimétrica para transmitir al suelo. Sin embargo, tampoco está claro si es técnicamente factible que puedan proporcionar acceso masivo a Internet, una de las mayores ambiciones de Facebook.

La red social no es la única con intenciones de este tipo. Loon, una de las más recientes filiales de Alphabet, matriz de Google, tiene como objetivo proporcionar acceso a Internet mediante globos de aire caliente. Hasta ahora, su mayor hazaña ha sido crear una red de conectividad flotante repartida entre siete de sus globos, con la cual consiguió enviar datos a una distancia de casi 1.000 kilómetros.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.