Llevar a cabo el montaje de una película es como unir las piezas de un puzle: no todas encajan donde pretendemos y, en ocasiones, nos encontramos alguna que sobra. Y un montador de cine, a las órdenes del cineasta que sujeta la batuta, debe dilucidar o comprender si cada escena específica es conveniente para el sentido y el tono que se le quiere dar a una secuencia o al filme en conjunto. Por esa razón, Dylan Tichenor (*Magnolia*) **suprimió cierta escena de *El protegido* (2000) en el proceso de montaje porque** el director M. Night Shyamalan (*El sexto sentido*) decidió que **serviría para que los espectadores empatizasen en exceso con Elijah Price (Samuel L. Jackson), el malo maloso de la función** al que los niños llamaban Mr. Glass, que descubre los poderes de David Dunn (Bruce Willis).

En dicha escena, le vemos con pocos años en una feria local o en un parque de atracciones, donde se monta en una de ellas, sitúa dos grandes osos de peluche a cada costado y su chaquetilla en las barras a las que agarrarse para impedir demasiada presión en sus dedos infantiles y los golpes que, con los bandazos, le quebrarían sus frágiles huesos por la osteogénesis imperfecta que sufre. Los osos caen a sus pies por el movimiento de la atracción y, como temía su preocupada madre, acaba lesionado. **Pero, como Elijah Price es el personaje fundamental de *Glass* (2019), Shyamalan ha decidido incluir la escena en el filme**, y Luke Ciarrocchi (*Split*) y Blu Murray (*Sully*) la han montado de forma distinta para reducir la duración del flashback. **De modo que ha sido recuperada felizmente y podemos disfrutar de ella**.

Universal

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.