Agencia SINC – Un estudio publicado hoy en Nature Communications por Feng Zhang y su grupo del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) y la Universidad de Harvard muestra cómo la nueva enzima Cas12b puede ser diseñada para cortar o editar con precisión los genomas de las células humanas.

Zhang utilizó por primera vez el revolucionario CRISPR-Cas9 y otros sistemas para la edición del genoma de organismos eucariotas. Ahora, la alta especificidad de la enzima Cas12b de la bacteria Bacillus hisashii (BhCas12b) –en comparación con la anterior Cas9–, hacen que este nuevo sistema sea adecuado para aplicaciones in vivo.

El equipo está ahora trabajando para que CRISPR-Cas12b esté ampliamente disponible para la investigación, como ya hizo con las herramientas de edición del genoma anteriores.

Los autores identificaron previamente a Cas12b como una de las tres nuevas y prometedoras enzimas CRISPR en 2015 (además de Cas9 y Cas12a), pero se enfrentó a un obstáculo.

Como Cas12b proviene de bacterias termófilas –que viven en ambientes muy calientes– la enzima naturalmente solo funciona a temperaturas superiores a la del cuerpo humano.

“Nuestra sistema Cas12b para funcionar eficientemente a temperaturas altas pone otra herramienta en **la creciente caja de herramientas CRISPR*”, explica a Sinc Zhang. “A diferencia de Cas9, Cas12b puede ser más específico, lo que significa menos riesgo asociado de efectos fuera del objetivo”.

Primer paso para las terapias inmunitarias

Los expertos generaron una versión de Cas12b capaz de editar eficazmente los genomas de las células T humanas primarias, un importante paso inicial para las terapias que se dirigen al sistema inmunitario o lo potencian.

“Además, como es una proteína más pequeña puede resultar beneficioso en la administración intracelular a través de vectores virales”, añade el investigador. “Estas propiedades hacen de Cas12b una opción atractiva para aplicaciones terapéuticas en células humanas”.

“Aunque se necesita más trabajo para que sea una herramienta ampliamente aplicable como Cas9, supone otra opción para los científicos”, sentencia Zhang.

https://hipertextual.com/2018/12/problema-modificar-genoma-bebes-resistentes-vih-crispr

Un campo que se mueve rápido

Desde que la familia de enzimas Cas12b fue descrita por primera vez en 2015 y se probó que al igual que Cas9 eran nucleasas guiadas por ARN (es decir, que cortan el ADN), varios grupos han trabajado en ellas.

En 2017, el equipo de Jennifer Doudna en la Universidad de California en Berkeley informó que el Cas12b de Alicyclobacillus acidoterrestris podía mediar la división colateral no específica del ADN in vitro.

Más recientemente, un equipo de la Academia China de Ciencias en Beijing informó que otro Cas12b, de Alicyclobacillus acidiphilus, fue utilizado para editar células de mamíferos.