El gobierno de Nueva Zelanda se ha unido a Estados Unidos, Australia y Japón, al bloquear el desarrollo e implementación de redes 5G por parte de Huawei.

Andrew Hampton, director de la agencia gubernamental de comunicaciones y seguridad de Nueva Zelanda (GCSB, por sus siglas en inglés), dijo que encontraron riesgos de seguridad nacional en las redes de Huawei, según recoge CNN.

Bajo esa advertencia las leyes impiden cualquier tipo de uso de la tecnología de la empresa china en el país, por lo que queda prohibido su uso.

Por su parte, Huawei declaró que actualmente ya está analizando la situación en Nueva Zelanda y que van a trabajar de cerca con el gobierno del país para atender sus preocupaciones y continuar trabajando juntos.

Huawei enfrenta un panorama cada vez más complicado a nivel global

Estas prohibiciones ponen en aprietos los planes de crecimiento de Huawei, una de las tres empresas en el mundo, junto con Nokia y Ericsson, con la capacidad de implementar 5G.

Estados Unidos ha sido el principal impulsor del baneo de Huawei desde el 2012 y ahora está presionando a sus aliados para que hagan lo mismo. Naciones como Alemania ya están analizando la situación de cerca, aunque todavía no toman una postura al respecto.

De cualquier manera, la presión que tiene Huawei es muy fuerte, aunque sigue trabajando con más de 20 aliados en otras regiones del mundo para desplegar sus redes 5G.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.