La NASA ha anunciado a las nueve compañías estadounidenses que ha elegido de entre 31 que se presentaron para participar en su programa de Servicios de Carga Lunar Comercial (CLPS).

Este es "uno de los primeros pasos hacia el estudio científico a largo plazo y la exploración humana de la Luna y, finalmente, de Marte", de acuerdo con la agencia espacial estadounidense.

El objetivo de CLPS es enviar a la Luna cargas útiles de ciencia y tecnología, como róvers, con diversas misiones, desde la exploración de la superficie lunar y la búsqueda de recursos hasta la extracción de muestras para que sean enviadas devueltas a la Tierra para su estudio.

Las cargas útiles podrán ser tanto solicitadas por la NASA como elegidas por la agencia espacial de entre las propuestas de estas empresas. Cabe señalar que todos los envíos se realizarán con cohetes estadounidenses.

"La Dirección de Misiones Científicas de la NASA (SMD, por sus siglas en inglés) inició la solicitud de propuestas que llevan a estas selecciones como el primer paso para lograr una variedad de objetivos científicos y tecnológicos que podrían abordarse mediante el envío regular de instrumentos, experimentos y otras pequeñas cargas útiles a la Luna", explicó la agencia en un comunicado de prensa publicado el 29 de noviembre, y agregó:

SMD sirve como la interfaz de la NASA entre las direcciones de misión de la agencia, la comunidad científica y otras partes interesadas externas en el desarrollo de una estrategia que permita un enfoque integrado para la exploración robótica y humana dentro de la Campaña de Exploración de la Luna a Marte de la NASA.

Las compañías elegidas son Astrobotic Technology, Deep Space Systems, Draper, Firefly Aerospace, Intuitive Machines, Lockheed Martin Space, Masten Space Systems, Moon Express y Orbit Beyond. No obstante, la agencia indicó que volverá a examinar periódicamente el mercado privado y que cabe la posibilidad de que admita a más compañías en el programa en el futuro.

Los contratos de CLPS, señaló la NASA, serán de "entrega indefinida" y "cantidad indefinida con un valor de contrato máximo combinado de 2.6 mil millones [de dólares] durante los próximos 10 años". Por supuesto, la agencia analizará diversos factores de las ofertas, como "la viabilidad técnica, el precio y el cronograma."

Finalmente, aseguró que las primeras misiones comenzarán en 2019 y "permitirán demostraciones tecnológicas importantes que informarán el desarrollo de los módulos de exploración futuros y otros sistemas de exploración necesarios para que los humanos regresen a la superficie lunar, y ayudarán a preparar a la agencia para enviar astronautas a explorar Marte".

👇 Más en Hipertextual