Oppo, la marca de smartphones del grupo BBK, también realiza trampas en las pruebas de rendimiento gráfico de 3DMark. Como consecuencia, UL, la empresa detrás de dicho software, ha eliminado las puntuaciones del Find X y el F7 de su base de datos.

Los teléfonos de Oppo, según UL, elevan drásticamente su rendimiento cuando detectan que una prueba de rendimiento está siendo ejecutada. Con ese modus operandi, los equipos consiguen mejores puntuaciones y posiciones más altas en los rankings de rendimiento.

Cuando UL instaló una versión modificada -e indetectable- de su benchmark en los teléfonos de Oppo, las puntuaciones cayeron de forma significativa, ajustándose más al comportamiento real del producto.

El ridículo de Huawei y sus «razones» para falsear pruebas de rendimiento en sus smartphones

Las normas de UL permiten que un producto aumente o reduzca su rendimiento potencial de forma dinámica -por ejemplo, cuando se ejecuta un videojuego u otra aplicación exigente-. Sin embargo, hacerlo única y exclusivamente cuando se ejecutan pruebas de rendimiento -y no en otras situaciones-, no está permitido.

El caso de Oppo no es el primero que azota al sector tecnológico. En septiembre, Huawei protagonizó un episodio similar, el cual afectaba a productos tan populares como el P20 Pro o el Nova 3. Como consecuencia, UL eliminó los resultados de sus teléfonos de todos los rankings.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.