Uno de los gastos más importantes que afectan a los hogares es el del uso de la calefacción. Programarla para que haya una temperatura adecuada en nuestra casa y al mismo tiempo no incurrir en gastos excesivos, era hasta hace no mucho tiempo algo muy complicado.

Afortunadamente, llegaron los termostatos inteligentes que, conectados a la red WiFi de casa y controlados por el smartphone, permiten establecer los horarios y la temperatura en la que queremos que funcione nuestra calefacción.

Nest ha sabido consolidarse como una de las empresas punteras en cuanto a tecnología del hogar se refiere. Su apuesta por el mercado europeo se consolida con la llegada del nuevo Thermostat E, que llegará a mediados de octubre con un precio bastante atractivo, 219 euros.

El nuevo Thermostat E renueva el diseño y funcionalidades del ya existente Nest Learning. Para empezar, no es necesario colgarlo en la pared y se puede colocar en cualquier sitio, únicamente enchufándolo a la red.

Según palabras de los portavoces de Nest, desde 2011, año de presentación de su primer dispositivo, los propietarios de sus termostatos han generado un ahorro de más de 25.000 millones de kWh.

Thermostat E se compone en total de dos productos, por un lado el propio termostato que cuenta con una pantalla en la que aparece lo habitual en estos casos: la temperatura actual y la temperatura deseada. Para moverte por el menú de opciones, puedes utilizar el anillo que lo rodea y presionar la pantalla para acceder.

El otro dispositivo es Heat Link que se conecta en el mismo lugar en el que estaba el termostato tradicional. La instalación es uno de los aspectos que Nest promete más sencillos. Tan sólo es necesario desconectar el termostato anterior y conectar los cables en el nuevo. En caso de dudas, Nest ofrece un manual de instalación que el usuario puede seguir en la propia aplicación. Si no confías en tus conocimientos, sigue ofreciendo la ayuda a Nest Pro, pero que subirá visiblemente el precio final del producto.

En cuanto a funciones, son similares a las de Nest Learning: baja la temperatura cuando detecta que no hay nadie en casa para ahorrar energía; el modo True Radiant enciende la calefacción con antelación para que se alcance la temperatura programada y la apaga antes que se supere, lo que genera un esfuerzo menor de la caldera y contribuye a reducir el gasto; es programable desde la aplicación Nest y compatible con Google Assistant y envía informes mensuales sobre el gasto energético total que realizas cada día.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.