Protozoa

Que **el director neoyorkino Darren Aronofsky** (*Pi*, *Requiem for a Dream*) tiene una personalidad particularísima como cineasta es bien sabido por todos los que están familiarizados con su filmografía. Y ahora también se embarca como **productor mediante Protozoa Pictures en** proyectos pioneros del cine como **Spheres, la película documental en tres partes de su compatriota Eliza McNitt (2018) que se ha convertido en la primera realización cinematográfica como experiencia de realidad virtual**, con el uso de imágenes generadas por ordenador (CGI) de *high-concept* **sobre el universo**: si se sumergen en ella, los espectadores pueden visitar planetas, adentrarse en un agujero negro, sentir la energía del Big Bang, codearse con partículas del espacio o divertirse con música en las órbitas planetarias entre otras experiencias interactivas.

En **la primera de las tres partes**, que se titula **“Chorus of the Cosmos”**, nuestro sistema solar se transforma en un instrumento de sonidos con el que el público puede tocar y oír el canto de los planetas. La narradora es la jovencísima actriz Millie Bobby Brown (*Stranger Things*) y su estreno está previsto para el mes próximo en la Bienal de Venecia. **La segunda parte es “Songs of Spacetime”**, se ocupa de agujeros negros y ondas gravitacionales, está narrada por la actriz Jessica Chastain (*El árbol de la vida*, *The Help*, *Interestellar*) y se lanzó en el último Festival de Sundance, celebrado en enero. **Y la tercera parte se llama “Pale Blue Dot”**, lo narra la cantante Patti Smith, versa sobre el origen del sonido a partir del Big Bang y hasta los límites del universo y debutó en el Festival de Tribeca del pasado abril. No obstante, **su debut al completo será en el Festival de Telluride**, en Colorado, que se celebra durante las próximas jornadas.

**“Quería tres mujeres de diferentes generaciones para capturar la voz de nuestro universo en diferentes generaciones”, ha explicado McNitt** en una entrevista para *The Hollywood Reporter*. “Crecí cuando las voces de la ciencia eran Stephen Hawking, Carl Sagan o Neil deGrasse Tyson. Ansiaba que esas voces fueran mujeres, voces del cosmos para inspirar a las mujeres de todas las edades a dedicarse a la ciencia”. Y no es ninguna broma esta aspiración científica, pues **la cineasta trabajó con investigadores y otros expertos de la Universidad de Columbia y estuvo manejando archivos de la NASA e imágenes del universo que no habíamos tenido oportunidad de ver nunca**, todo con el fin de mostrarnos sus detalles y que los espectadores lo vivan en profundidad.

Pero McNitt asegura que lo de *Spheres* “es un equilibrio entre ciencia y arte”, ya que, por ejemplo, a la hora de diseñar uno de esos agujeros negros tan temibles que son capaces de engullir gigantes celestes sin contemplaciones como quien se toma la merienda cada tarde, los científicos a los que consultaba no pudieron más que ofrecerle la indicación de que debía “hacerlos extraños”. Y es que, **según Eliza McNitt, no querían “que la gente sólo pensara en la ciencia, sino que realmente la experimentaran”**; y no existe otra cosa mejor para eso que un arte como el cine; bien lo sabían Carl Sagan y Ann Druyan cuando elaboraron esa maravilla documental que es la serie *Cosmos: A Personal Voyage* (1980), que tuvo una tardía secuela o reinvención con *Cosmos: A Timespace Odyssey* (Druyan y Steven Soter, desde 2014).

Eliza McNitt, IndieWire.com

Y se supone que a ello ayudarán igualmente **las partituras de Kyke Dixon y Michael Stein, otros miembros del equipo de la serie televisiva Stranger Things** (Matt y Ross Duffer, desde 2016) en este **junto con Millie Bobby Brown y el diseñador de sonido de Craig Henighan** (*El Dragón Rojo*, *X-Men: The Last Stand*, *Logan*), **quien también ha colaborado con Aronofsky** en las películas *Requiem for a Dream* (2000), *La fuente de la vida* (2006), *Cisne negro* (2010), *Noé* (2014) y *Madre!* (2017). A ellos les **enviaba McNitt ruidos reales del espacio, como algunos que se pudieron captar cerca de los anillos de Saturno, y les pidió que “dejasen que su imaginación se volviera loca” para componer la música y el sonido de Spheres**, la realidad virtual cinematográfica que pronto encontraremos además en el casco Oculus Rift y en otros dispositivos conforme las distribuidoras lleguen a los correspondientes acuerdos comerciales.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.