Ya están disponibles los informes NPD sobre cifras de ventas del mes de junio. En un mes tranquilo, donde no hay grandes lanzamientos, todo parecía indicar que el dominio de la PlayStation 4 seguiría vigente en lo que a cifras se refiere o que, por contra, Nintendo Switch habría tomado la delantera. Pues bien, ni una cosa ni otra: la consola más vendida de junio fue la NES Mini.

Como contexto, hay que tener en cuenta que Nintendo volvió a introducir la consola en el mercado dicho mes tras haberla retirado un año atrás. Ya en el momento de lanzamiento original, en noviembre de 2016, los usuarios se quejaron airadamente del bajo stock de la máquina en las tiendas alrededor del mundo, argumentando que Nintendo producía pocas cantidades (igual que ocurre con los amiibo) de forma intencionada. Así, la compañía anunció la vuelta de la NES Mini a las tiendas y, de nuevo, causó un gran interés en el público.

También hay que tener en cuenta que hablamos de una consola con un precio oficial de 59 dólares, haciéndola más accesible para el gran público. A favor del hito cabe comentar que hablamos de una renovación de una consola con 35 años a sus espaldas y que, al contrario que las máquinas contemporáneas, su catálogo o prestaciones no han cambiado o mejorado en este año retirada del mercado. Recordemos que la NES Mini, miniaturización de la Nintendo Entertainment System de 1985, incluye 30 videojuegos en su disco duro (puedes consultarlos aquí) y no hay forma legal de aumentar dicha lista de títulos.

Con todo, mientras la NES Mini fue la consola con más unidades vendidas en USA durante el mes de junio, la PlayStation 4 se mantuvo como el sistema que más dinero generó y fue hace tan solo unos días cuando supimos que PS4 había alcanzado los 82 millones de unidades vendidas. Casi nada.