Tras disfrutar del eclipse de Luna de finales de julio, que tiñó al satélite de rojo, el calendario de la astronomía en agosto llega cargado de eventos muy esperados. Durante las próximas semanas podremos disfrutar de la lluvia de estrellas más destacada del año, las perseidas, también conocidas con el sobrenombre de lágrimas de San Lorenzo.

El calendario astronómico de agosto también nos regalará un eclipse parcial de Sol, un fenómeno que ocurre cuando la Luna se interpone entre la estrella y la Tierra, cubriendo una porción del Sol y bloqueando parte del brillo que nos llega del astro. Para aquellos que quieran disfrutar mirando al cielo durante las próximas semanas, desde Hipertextual recopilamos los eventos que no puedes perderte durante las noches de agosto —en las que será difícil dormir por la ola de calor que se avecina—.

Un eclipse parcial de Sol

eclipse de Sol
Doinkster (Pixabay)

Cualquier eclipse solar sucede cuando la Luna se interpone entre la Tierra y el Sol, tapando de forma total o parcial la luz procedente de la estrella. El próximo 11 de agosto tendrá lugar un eclipse parcial, un fenómeno en el que el satélite no llegará a cubrir de forma completa el disco solar. Según el Instituto Geográfico Nacional, el evento no será visible desde España.

Sí podrán disfrutar del eclipse aquellas personas que se encuentren en el norte de Europa y de América y el noreste de Asia. Es decir, el evento astronómico se podrá contemplar desde los países nórdicos y bálticos, Groenlandia, Canadá, buena parte de Rusia, Mongolia o China. El eclipse de Sol comenzará a las 8:02 h (Tiempo Universal), su máximo será a las 9:46 h (TU) y terminará a las 11:31 h (TU), por lo que durará algo menos de tres horas y media. No se debe mirar al Sol sin protección, ya que su luz ultravioleta puede causar daños irreversibles en los ojos.

Llegan las perseidas, las lágrimas de San Lorenzo

astronomía
MK Feeney (Flickr)

Dos días después del eclipse, el lunes 13 de agosto, tendrá lugar la actividad máxima de las perseidas, la lluvia de estrellas más esperada del año. Las también conocidas como lágrimas de San Lorenzo contarán con una tasa aproximada de 100 meteoros por hora, unas estrellas fugaces que se podrán contemplar muy bien debido a que la Luna se encontrará en fase nueva.

Estos meteoros se producen porque la Tierra atraviesa una zona con los restos del cometa Swift-Tuttle. En ese momento, miles de partículas chocan contra la atmósfera a velocidades que superan los 210.000 kilómetros por hora. Su impacto provoca la desintegración de estos fragmentos, que pueden alcanzar temperaturas de más de 5.000 grados en una fracción de segundo, transformándose en auténticas bolas de fuego. Los destellos brillantes pueden ser contemplados desde la superficie.

Para poder ver las perseidas no se necesitan telescopios, ya que se pueden discernir a simple vista acudiendo a lugares con baja contaminación lumínica y libres de obstáculos en el horizonte. Durante el mes de agosto habrá otros meteoros como las iota-acuáridas sur (4 de agosto), las delta-acuáridas norte (8 de agosto), las kappa-cígnidas (18 de agosto) y las iota-acuáridas norte (20 de agosto), lluvias de estrellas de carácter débil.

La Luna en agosto

astronomía
Fuente: Pixabay.

El sábado 4 de agosto la Luna estará en cuarto menguante, mientras que se situará en fase nueva una semana después, el 11 de agosto. Además, el satélite podrá verse en cuarto creciente el día 18. El mes de agosto terminará con una Luna llena el próximo domingo 26 de agosto. Por último, el viernes 10 el satélite se situará en el perigeo, el punto más cercano a la Tierra en su trayectoria elíptica alrededor de nuestro planeta.