Ubisoft ha confirmado que no habrá una nueva entrega de Assassin's Creed en 2019. En el marco de la Gamescom, la feria alemana del videojuego, Yves Guillemot ha confirmado que "no habrá nuevo Assassin's Creed hasta 2020". El CEO de Ubisoft afirma que esto se debe a que "los equipos trabajan de forma separada, lo que conlleva haber tenido dos entregas seguidas y, ahora, un año sin Assassin's Creed".

Después del descanso forzoso de la franquicia tras las multitudinarias quejas sobre la explotación de la marca, el desastroso lanzamiento de Unity y la caída en ventas de Syndicate, Ubisoft volvió en 2017 con el sobresaliente Assassin's Creed Origins; ahora, parece, la compañía gala busca seguir manteniendo la filosofía de dejar respirar a sus marcas y no saturar el mercado. Y es que hay pocos casos en la historia sobre una franquicia que haya generado tanto contenido (videojuegos principales y títulos menores, cómics, libros, películas, cortos, etc.) en tan pocos años.

Guillemot ha confirmado que, pese a la ausencia de una nueva entrega en 2019, se destinarán esfuerzos a apoyar y seguir añadiendo contenido a la entrega de este año, Assassin's Creed Odyssey. De esta forma, apostando por la filosofía de los juegos como servicio que Ubisoft explota en títulos como Rainbow Six Siege, la saga estrella de la compañía seguirá creciendo a lo largo de los próximos meses, de forma semejante al dedicado y acertado apoyo postlanzamiento de Assassin's Creed Origins.

https://hipertextual.com/2018/03/redencion-ubisoft

Con todo, parece una decisión acertada y, de hecho, algo a lo que la industria y la misma Ubisoft parecían dirigirse en 2016, cuando todo apuntaba a que intercalarían lanzamientos de Watch Dogs y Assassin's Creed. Ahora, tan solo un año después de una de las entregas más ambiciosas y mejor valoradas de la franquicia, vuelven a surgir voces en contra del continuismo entre Origins y Odyssey, siendo entregas realmente semejantes en lo técnico y jugable.

Sea como fuere, no queda clara cuál será la estrategia a largo plazo y, quien sabe, la ausencia de la franquicia durante el próximo año puede ser fruto de una reestructuración de los estudios y tiempos de desarrollo. Queda menos para ver cuál es el recibimiento de Assassin's Creed Odyssey, en un año donde todos los analistas apuntan a que las previsiones de las grandes compañías no se verán satisfechas, debido a la ardua competencia y a la entrada en el mercado de figuras disruptivas como Fortnite. El tiempo dirá.