Pese a que las filtraciones han sacudido y eliminado el factor sorpresa de la nueva entrega de una de las mayores sagas de la franquicia, Assassin's Creed Odyssey ha sido uno de los platos fuertes de la presentación de la compañía gala. Tal y como confirmaron hace unos días, la nueva aventura nos llevará a la Grecia Clásica y, más concretamente, al 431 A.C, en plena guerra del Peloponeso.

En Odyssey podremos, por primera vez en la franquicia, elegir entre un personaje masculino y femenino para completar todo el videojuego y, apostando por dar al jugador más libertad y herramientas que nunca, también podremos elegir distintas opciones en los diálogos que derivarán en diferentes misiones e incluso finales de la trama. Una historia que, siendo la primera en orden cronológico, tendrá mucho que ver con figuras relacionadas con la Primera Civilización como Leonidas, del que desciende el o la protagonista.

En cuanto a las novedades jugables, las batallas navales de Black Flag (y que se dejaron ver en Origins) vuelven con todavía más importancia y se ha profundizado más si cabe en el desarrollo del personaje a nivel de skills y equipamiento. Más allá, desde Ubisoft Québec (el estudio detrás de AC Syndicate) prometen el mapeado más grande hasta la fecha en la franquicia y, en general, el construir y mejorar las más que destacables mecánicas de Origins.

https://hipertextual.com/2018/06/ubisoft-e3-2018-resumen-novedades-trailers

Al contrario de lo que podríamos pensar, tras el éxito de Origins después de un descanso de un año, volvemos a las entregas anuales y Odyssey llegará el 5 de octubre a PC, PS4 y Xbox One.